26 de noviembre de 2019

O.Próximo.- Nuevo 'Día de la Ira' palestino por la decisión de EEUU de apoyar los asentamientos israelíes

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

Miles de palestinos se han manifestado este martes en Cisjordania contra la nueva medida de la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por la cual los asentamientos israelíes no violan el Derecho Internacional.

"Las facciones han acordado celebrar un 'Día de la Ira' con el objetivo de rechazar la posición de la administración estadounidense a favor de Israel", ha expresado Azam al Ahmed, uno de los principales asesores del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, en la emisora radiofónica Voz de Palestina.

Entre esas facciones a las que hacía referencia Al Ahmed también se encuentra el Movimiento Nacional de Liberación de Palestina (Al Fatá), cuyo vicepresidente, Mahmud al Alul, ha pedido que se intensifiquen las protestas contra el presidente Trump y su Administración. Así, está habiendo manifestaciones en ciudades como Ramala, Tulkarem, Belén, o Hebrón.

Por su parte, la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) ha criticado la "política hostil y sionista" de Washington, al mismo tiempo que ha pedido a la comunidad internacional una denuncia explícita de las "peligrosas" políticas y decisiones de Estados Unidos e Israel, las cuales sólo aspiran a "liquidar la causa palestina" y "desestabilizar la situación en la región".

ENFRENTAMIENTOS CON EL EJÉRCITO ISRAELÍ

Tras las manifestaciones, decenas de personas han marchado hacia los puestos de control del Ejercito de Israel, donde se han producido los primeros enfrentamientos con soldados israelíes, tal y como ha informado la agencia de noticias palestina WAFA.

A la entrada norte de la ciudad de Ramala y en la de Al Bireh, el Ejército israelí ha respondido a los manifestantes que se acercaban disparando gases lacrimógenos y balas recubiertas de goma. Según fuentes médicas desplazadas al lugar, un hombre fue herido por un impacto de bala en la pierna y trasladado al hospital de Ramala.

En la entrada norte de Belén, los soldados dispararon gases lacrimógenos contra los manifestantes, causando casos de asfixia. En el norte de Hebrón han tenido lugar choques similares, dejando a dos personas heridas tras recibir impactos de material antidisturbios del Ejército.

Por su parte, los manifestantes palestinos respondieron a los soldados arrojándoles piedras y quemando neumáticos.