18 de marzo de 2015

Los países del ALBA piden a EEUU que retire sanciones contra Venezuela

Los países del ALBA piden a EEUU que retire sanciones contra Venezuela
TWITTER

CARACAS, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) han pedido este martes a Estados Unidos que retire las sanciones contra Venezuela y anule el decreto que considera la situación política de Venezuela una "amenaza", como un primer gesto para avanzar hacia una "resolución amigable".

Asimismo, el organismo regional ha apostado por formar un "grupo de mediadores" de los diferentes organismos de integración latinoamericanos --ALBA, CELAC, UNASUR y CARICOM-- para "facilitar una diplomacia de compromiso" entre los gobiernos de Estados Unidos y Venezuela.

En la declaración final de la cumbre, leída por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, se explica que este grupo ayudaría a "aliviar las tensiones y garantizar una resolución amigable", aunque no se han precisado más detalles de su composición.

De igual manera, en esta declaración --firmada en Caracas, donde se ha desarrollado la cumbre extraordinaria del ALBA-- se exige el "cese de inmediato el hostigamiento y la agresión contra el Gobierno y el pueblo de Venezuela", tal y como informa el diario venezolano 'El Universal'.

Los países caribeños destacaron que la próxima reunión de la Comunidad del Caribe (CARICOM), el próximo 9 de abril en Jamaica, y a dónde está previsto que acuda el presidente estadounidense, Barack Obama, podría servir como un primer escenario para intentar dialogar por las atropelladas relaciones de los países.

La Cumbre de las Américas, que reunirá a 35 Jefes de Estado y de Gobierno el 10 y 11 de abril en Panamá, también podría abrir espacios para flexibilizar posturas como las actuales tensiones entre ambos países. La cita hemisférica marcaría además el primer encuentro entre el presidente cubano, Raúl Castro, y Obama en un contexto regional.

CUBA DEFIENDE A VENEZUELA

"Hemos venido aquí a cerrar filas con Venezuela y con el ALBA", ha agregado Castro, principal aliado de Venezuela en el bloque, según ha añadido la agencia de noticias Reuters.

Cuba, a pesar de estar incurso en un proceso de negociación para restablecer las relaciones diplomáticas con Estados Unidos y poner fin a más de medio siglo de hostilidades, ha salido en defensa de su principal aliado.

"La arbitraria, agresiva e infundida orden ejecutiva (...) demuestra que Estados Unidos puede sacrificar la paz y el rumbo de las relaciones hemisféricas y con nuestra región, por razones de dominación y de política doméstica", ha agregado Castro.

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, también ha lanzado "un mensaje claro de repudio a la política injerencista de Estados Unidos, del imperialismo y de su agresión". "Debemos exigir la inmediata derogatoria del decreto ejecutivo, no sólo rechazarlo", ha apostillado.

Por su parte, los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Nicaragua, Daniel Ortega, además de jefes de Estado y representantes de Dominica, Granada, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Antigua y Barbuda, Surinam y Santa Lucía han mostrado una posición homogénea en contra de las medidas de Estados Unidos.

Las sanciones colocan a Venezuela como el primer adversario ideológico de Estados Unidos en el continente, un estandarte que durante décadas ostentó el Gobierno de Cuba hasta que Washington y La Habana anunciaron el deshielo de sus relaciones.