7 de agosto de 2009

Pakistán dice líder talibán posiblemente está muerto

Por Kamran Haider

ISLAMABAD (Reuters/EP) - Pakistán está "bastante seguro" que el líder talibán Baitullah Mehsud, por el que Estados Unidos ofrece una recompensa de 5 millones de dólares, murió hace dos días con su mujer y guardaespaldas en un ataque aéreo, dijo el viernes el ministro de Relaciones Exteriores.

Un funcionario de los servicios secretos en la provincia de Waziristán del Sur dijo a Reuters que su funeral ya se ha celebrado, mientras que los medios pakistaníes citaron a sus propias fuentes de seguridad para señalar que Mehsud está muerto.

"Murió con su mujer y fue enterrado en Nargosey", contó el oficial, refiriéndose a una pequeña localidad a un kilómetro de donde tuvo lugar el ataque con misiles, llevado a cabo al parecer por un avión estadounidense no tripulado.

La Blanca afirmó ante la noticia que "no había dudas" de que los pakistaníes estarán más seguros si Mehsud está muerto, aunque señaló que aún no podía confirmar los reportes sobre el deceso del líder talibán.

Diplomáticos en Islamabad dicen que la muerte de Mehsud sería un importante punto a favor para Pakistán, pero muchos dudan que esto ayude a las tropas occidentales que luchan contra los talibanes en Afganistán, ya que la mayor parte de su campaña era contra el Gobierno y las tropas pakistaníes.

"Ahora es bastante seguro que está muerto. Varias agencias gubernamentales lo han reportado, sus propios seguidores lo han dicho, hay gente que ha asistido al funeral y hay testigos del entierro", dijo el viernes el ministro de Relaciones Exteriores pakistaní, Shah Mehmood Qureshi, a la radio BBC.

"Con él muerto, creo que va a haber una lucha interna y desorganización en sus filas, creo que comenzará una desmovilización. Es un gran éxito para las fuerzas que están combatiendo el extremismo y el terrorismo en Pakistán", afirmó Qureshi.

Un funcionario que habló bajo condición de anonimato fue más allá.

"Es 100 por ciento seguro ahora", dijo un miembro de alto rango del Gobierno de Pakistán a Reuters, explicando que los servicios de inteligencia habían obtenido la confirmación de la muerte de Mehsud de los miembros de su familia.

DUDAS PERSISTEN

Sin embargo, funcionarios pakistaníes dicen que les falta evidencia física de la muerte de Mehsud y que era imposible entrar al área controlada por talibanes en las tierras tribales de Waziristán del Sur.

La gente estaba guardando luto en el asentamiento cerca de la aldea Makeen, hasta donde Mehsud fue seguido y atacado, dijo a Reuters el ministro del Interior, Rehman Malik.

Agregó que la inteligencia sugería que los líderes talibanes se estaban reuniendo en algún sitio en Waziristán del Sur para elegir al sucesor de Mehsud.

Un portavoz de los talibanes afganos dijo que su lucha no se vería afectada por el reporte de la muerte de Mehsud.

A finales del 2007 Mehsud se autoproclamó líder de los talibanes pakistaníes, reuniendo a alrededor de 13 facciones en el noroeste del país, y se cree que sus combatientes son los autores de una serie de atentados suicidas en Pakistán y contra las tropas occidentales en el vecino Afganistán.

Además, está acusado del asesinato de Benazir Bhutto en diciembre de ese año, algo que ha negado. Las teorías conspirativas abundan alrededor del atentado que acabó con la vida de la ex primera ministra.

Los ataques estadounidenses en su territorio, en Waziristán Sur, aumentaron después de que Pakistán ordenara una ofensiva contra él en junio.

Los nombres de los comandantes militantes Hakimullah Mehsud, Maulana Azmatullah y Wali-ur-Rehman han surgido como posibles sucesores de Mehsud.