15 de diciembre de 2010

Pakistán cierra 2010 como el país más peligroso para los periodistas

NUEVA YORK, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

Al menos 42 periodistas han fallecido en 2010 en todo el mundo mientras desarrollaban su trabajo, según un informe preliminar publicado este miércoles por el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) y que sitúa a Pakistán, con ocho muertes, como el país más peligroso para los trabajadores de medios de comunicación.

El balance global mejora los datos de 2009, cuando murieron un total de 72 reporteros, según la organización con sede en Nueva York. Sin embargo, en el caso concreto de Pakistán, el balance se ha doblado respecto al año anterior. De las ocho víctimas mortales en territorio paquistaní, seis fallecieron durante atentados suicidas o al verse inmersos en tiroteos.

Para el director ejecutivo del organismo, Joel Simon, la cifra de Pakistán es "un síntoma de la violencia persistente" y de la inestabilidad que se ha extendido desde el vecino Afganistán. "Con el incremento de los ataques suicidas, el principal riesgo es simplemente cubrir las noticias", lamentó Simon, quien considera la situación "profundamente problemática y francamente insostenible".

Irak aparece en el informe como el segundo país más mortífero para los periodistas al haber sufrido cuatro asesinatos en 2010. Le siguen, con tres muertes, Honduras y México, mientras que Tailandia, Nigeria, Somalia, Angola, Indonesia, Afganistán y Filipinas registraron dos fallecimientos.

"Los asesinatos de 42 periodistas en 2010, aunque muestra un descenso sobre años precedentes, aún es (una cifra) inaceptablemente alta y refleja la violencia a las que se enfrentan los periodistas en todo el mundo", explicó Simon durante la presentación del informe.

Además, lamentó que el "fracaso" de gobiernos como los de Afganistán, México, Tailandia o Rusia para investigar los crímenes "contribuye a un clima de impunidad que termina por alimentar una mayor violencia". Alrededor del 90 por ciento de los asesinatos de periodistas se cierran sin resolverse, informa la organización en un comunicado.

OTROS 28 POSIBLES CASOS

De los 42 periodistas fallecidos en 2010, casi un 90 por ciento eran reporteros de medios locales. El CPJ destaca, además, que se ha incrementado, hasta seis, el número de los periodistas muertos que trabajaban para publicaciones en Internet.

No obstante, el balance no está completamente cerrado, ya que el CPJ espera cerrar los datos correspondientes al año aún sin terminar y publicar un informe definitivo a principios de 2011. El Comité investiga otros 28 casos para determinar si estas muertes guardan relación con la labor periodística de las víctimas.