27 de mayo de 2008

Panamá.- El Gobierno de Panamá comprara arroz local para intentar reducir los precios

CIUDAD DE PANAMA, 27 May. (Reuters/EP) -

El Gobierno panameño anunció ayer que comprará la totalidad de la producción de arroz de la nación centroamericana directamente de los productores y lo venderá con descuentos a la población, en un intento por reducir la escalada en los precios de alimentos.

El presidente Martín Torrijos, bajo presión por el aumento en el costo de la vida en Panamá, dijo que su Gobierno comprará el cien por cien de la cosecha de arroz de este año. "El objetivo es que con estas acciones se genere lo antes posible un aumento en la producción nacional (...) y mejores precios por los alimentos", comentó.

Al igual que otras naciones, Panamá ha sido golpeada por un alza en el precio de los alimentos provocada por un aumento en el uso de biocombustibles, una mayor demanda de países en desarrollo como China, aunado a menores cosechas y los elevados precios del petróleo.

Los precios de los alimentos en Panamá se incrementaron un 15 por ciento en el último año -de abril de 2007 a abril de este año-, según informó el Gobierno. El alza ha provocado un amplio descontento y esporádicas protestas. Torrijos también anunció préstamos en condiciones favorables a productores para aumentar las áreas de cosecha de arroz. Además, dijo que los créditos podrán también estar disponibles para productores de frijol, leche y maíz.

Los anuncios del Gobierno fueron bien recibidos por productores de arroz. El presidente de la Asociación de Productores de Arroz de la provincia de Chiriqui -una de las principales regiones productoras del grano básico-, Alexander Arauz, dijo que las medidas ayudarán a compensar los altos precios de fertilizantes y otros gastos.

Panamá importa alrededor del 20 por ciento del arroz que consume, pero un incremento de inversiones en el sector podría aumentar la producción nacional en los siguientes cinco años, agregó Arauz. Los precios internacionales de arroz casi se triplicaron desde inicios de este año, pero comenzaron a bajar este mes luego de pronósticos sobre una mayor cosecha mundial.