30 de septiembre de 2006

Panamá.- El Gobierno de Panamá niega que el país aspire a conseguir un puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU

PANAMÁ, 30 Sep. (EP/AP) -

El ministro panameño de Asuntos Exteriores, Samuel Lewis, rechazó enfáticamente el viernes que Panamá esté aspirando a un puesto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, como así lo afirmaban algunos medios de comunicación.

Lewis, quien también es vicepresidente, afirmó que Panamá sigue abogando por un consenso entre las naciones latinoamericanas, tal como lo planteó desde un principio.

"Queremos lograr un consenso en el hemisferio, especialmente cuando se trata de una posición tan importante como un puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU", declaró Lewis. "Seguiremos siendo mediadores y como gestores de un consenso no podríamos aspirar", afirmó el canciller durante una gira con el presidente panameño, Martín Torrijos, por el interior del país.

Sus declaraciones tienen lugar después de que un diario local publicara el viernes que Panamá aspiraría a ocupar el puesto de miembro no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU en el caso que Venezuela o Guatemala no lograran los votos requeridos.

"PANAMÁ BUSCA EL CONSENSO EN LATINOAMÉRICA"

"No estamos buscando una posición de esta naturaleza, no estamos siquiera pensando que Panamá tome una posición", insistió el ministro, que reiteró que Panamá ha abogado desde un principio por un consenso en Latinoamérica y que todos sus esfuerzos han sido hacia esa dirección. "Malamente podemos estar aspirando a una posición si nosotros estamos buscando el consenso", planteó el canciller.

Destacó que Panamá es "clara" en cuanto al manejo de su política exterior. Quizás, dijo, "es por eso que países hermanos y amigos consideran que Panamá tiene las calificaciones, pero trabajamos en la búsqueda de un consenso y no alrededor de un trabajo para Panamá".

Venezuela está optando junto con Guatemala para lograr en octubre un puesto en el Consejo de Seguridad en representación de Latinoamérica y el Caribe. Estados Unidos a pesar de que no tiene voto directo en el tema ha objetado la candidatura venezolana.

El grupo latinoamericano y del Caribe debe elegir por consenso a un representante por la región para el Consejo de Seguridad. En caso contrario, intervendrá la Asamblea General de la ONU.