2 de enero de 2007

Panamá.- Martín Torrijos viaja a Cuba para impulsar el programa de atención oftalmológica 'Operación Milagro'

PANAMÁ, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Panamá, Martín Torrijos viajó hoy a Cuba en una visita oficial de cuatro días en la que se reunirá con funcionarios del Gobierno de La Habana, informó hoy la presidencia de este país centroamericano.

Torrijos se reunirá con el presidente del parlamento cubano, Ricardo Alarcón y con el ministro de Gobierno, Ricardo Cabrisas, confirmó en un comunicado hoy el secretario de comunicación del Estado, Eric Rodríguez.

El comunicado, sin embargo no aclaró si Martín Torrijos se entrevistará con el presidente Fidel Castro. "Ese aspecto no está incluido en la agenda de la visita oficial", declaró sin embargo, minutos antes, Rodríguez a la cadena de radio panameña 'RPC'.

El viaje de Torrijos es para impulsar el relanzamiento de la "Operación Milagro", una iniciativa cubana que permitió que durante el 2006 unos 4.500 panameños pobres fueran operados de diversas afecciones oftalmológicas.

El mandatario también participará en una ceremonia en la plaza de la Revolución en donde colocará una ofrenda floral ante el monumento al héroe cubano, José Martí.

La presidencia agregó que el gobernante aprovechará el viaje para dejar instalada a su hija mayor Daniela Torrijos Fernández, a quien se le brindará terapia médica. También se reunirá con estudiantes panameños que realizan estudios superiores en universidades cubanas.

Es el segundo viaje del presidente panameño a la isla caribeña en lo que va de Gobierno, algo más de dos años. Cuba y Panamá restablecieron relaciones diplomáticas en 2005 durante la primera visita de Torrijos a la isla.

La Habana rompió relaciones diplomáticas con Panamá en agosto del 2004 indignada por el indulto que le otorgó la entonces presidenta Mireya Moscoso a Luis posada Carriles y a otros tres cubanos acusados por la inteligencia cubana de intentar planear asesinar a Castro durante la celebración de una Cumbre Iberoamericana en el 2000, en esta capital.

Los cubanos estuvieron presos desde entonces en Panamá hasta que Moscoso los indultó. A Posada Carriles a los otros tres cubanos se les condenó por varios delitos entre ellos falsificación de documentos y atentar contra la seguridad colectiva, pero no por intentar asesinar a Castro. Posada Carriles, que se encuentra en Estados Unidos, es considerado un terrorista por Cuba.

Torrijos, que asumió en septiembre de 2004, condenó los indultos y buscó normalizar las relaciones con Cuba.