24 de octubre de 2012

La quinta jornada de protestas contra la Ley 72 acaba en brutales enfrentamientos entre Policía y manifestantes

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

La quinta jornada de protestas por la promulgación de la llamada Ley 72, que autoriza la venta de terrenos en la Zona Libre, se ha saldado con brutales enfrentamientos entre los manifestantes, que exigen la derogación de la norma jurídica, y la Policía en la ciudad de Colón, ubicada en la costa norte de Panamá.

Cientos de personas se han manifestado por quinto día consecutivo en las principales ciudades panameñas, aunque la protesta más multitudinaria ha tenido lugar en Colón, a la que han asistido mayoritariamente estudiantes, según informa el diario local 'La Estrella'.

Lo que ha comenzado como una protesta pacífica rápidamente se ha tornado en violenta cuando grupos de manifestantes han levantado barricadas, incendiado neumáticos y lanzado piedras y palos a los agentes, que han respondido con el lanzamiento de gases lacrimógenos y balas de goma.

En este contexto, un grupo de dirigentes del partido opositor Frente Amplio de Colón (FAC), que ha asistido a la manifestación, se ha refugiado en la iglesia de San José. Sin embargo, la Policía ha irrumpido en el templo cristiano para detenerlos.

De acuerdo con el líder del FAC, Edgardo Voitier, las fuerzas de seguridad han entrado violentamente en la iglesia --incluso algunos medios de comunicación locales indican que han realizado disparos-- y han arrestado a cuatro miembros del partido político.

Las protestas comenzaron el pasado viernes, cuando el presidente panameño, Ricardo Martinelli, sancionó la Ley 72 para permitir la venta de terrenos en la Zona Libre de Colón (ZLC), un área exenta de impuestos, con el fin de recaudar unos 2.000 millones de dólares en los próximos 20 años e invertirlos en desarrollo social.

La Zona Libre se creó en 1948 para aprovechar comercialmente el enclave del canal de Panamá. Desde entonces, miles de compañías de todo el mundo tienen una base de operaciones en la ZLC, desde donde parten rutas hacia Japón, Estados Unidos y otros países latinoamericanos.

En estos cinco días de protestas, un niño de nueve años de edad ha fallecido, decenas de personas han resultado heridas --entre manifestantes y fuerzas de seguridad-- y alrededor de un centenar han sido detenidas por los disturbios.

En el transcurso de esta semana parece que el Gobierno de Martinelli se ha quedado solo en su defensa de la Ley 72, ya que la Cámara de Comercio de Colón inició un paro de 48 horas que este martes ha prorrogado otro día para exigir la derogación de la norma jurídica, mientras que gremios profesionales, sindicatos y la comunidad educativa se han sumado a la protesta.