14 de febrero de 2019

El papa defiende la implicación de la Iglesia en política, pero sin "militar en ningún partido"

El papa defiende la implicación de la Iglesia en política, pero sin "militar en ningún partido"
VATICAN MEDIA - ARCHIVO

ROMA, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

El papa ha defendido la implicación de la Iglesia en política porque "el Evangelio es también una expresión política", si bien ha advertido de que los religiosos no deberían "militar en ningún partido".

En una conversación con los jesuitas centroamericanos que ha sido publicada este jueves en la revista de la Compañía de Jesús 'La Civiltá Cattolica', el pontífice ha afirmado que la labor del clero es implicarse en la política, pero de forma imparcial. El encuentro tuvo lugar durante su Viaje Apostólico a Panamá, con ocasión de la 34° Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

"El compromiso político para un religioso no significa militar en un partido político", ha indicado mientras que ha matizado que "la tarea es estar sobre las partes". Para el Papa, en América Latina "no siempre ha habido madurez política". En todo caso, ha afirmado que el rol del religioso no en política no es el de quien "se lava las manos", sino como uno "que acompaña las partes para que lleguen a una madurez, aportando el punto de vista de la doctrina cristiana".

"Es verdad que la palabra 'política' está a veces incluso despreciada y se entiende solo como la lógica de las partes, sectarismo político, con todo lo que esto comporta en América Latina en cuanto a corrupción política, sicarismo político y todo eso", ha reflexionado.

COLONIZACIÓN IDEOLÓGICO

Por otro lado, el Papa ha indicado como un problema político "la nueva colonización", la ideológica y cultural en referencia a las llamadas ideologías de género.

"La colonización no es solo la que se dio cuando vinieron los españoles y los portugueses y tomaron posesión de estas tierras. Este es un tipo de colonización física. Hoy están de moda las colonizaciones ideológicas y culturales, son estas las que están dominando el mundo", ha dicho. En su opinión, otro de los problemas que asolan el mundo actual es de la tortura y a este respecto ha alertado de que la sociedad se está "habituando a la crueldad".

Durante las conversaciones, el Papa citó el último libro del sociólogo y filósofo polaco, Zygmunt Bauman, 'Nacidos líquidos0 al hablar del mundo virtual y las nuevas tecnologías. Así, considera que si bien te da "un consuelo artificial, no te mantiene unido a tus raíces". Por eso, ha señalado como un peligro estas realidades ya que "el mundo virtual corre el riesgo de ser un mundo de contactos, pero no es un mundo de encuentros".

EL PADRE ARRUPE PUSO LAS COSAS EN SU SITIO

Al referirse a la Compañía de Jesús en Centroamérica y a su aportación a la Iglesia, ha señalado que los jesuitas fueron pioneros en los años de las luchas sociales cristianas. "Si el padre Arrupe escribió la Carta sobre los cristianos y el análisis marxista para hablar de la realidad en la teología de la liberación, fue porque había algún jesuita que por ahí se confundía un poco. No por mala intención, pero se confundía, y entonces el padre tuvo que poner las cosas en su sitio", ha comentado.

Además, ha lamentado que en esos años el que condenaba la teología de la liberación, "condenaba a todos los jesuitas de Centroamérica". "Yo he escuchado condenas terribles. Y el que la aceptaba, aceptaba todo sin distinguir. De todas maneras, la historia ayudó a discernir y a purificar. Son procesos de purificación", ha dicho para subrayar que la idea de canonizar a monseñor Romero entonces era "imposible" porque se le consideraba un marxista.