29 de abril de 2007

Papeleras.- El embajador español propone la creación de una zona verde en el río Uruguay

BUENOS AIRES, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El embajador español en Argentina, Rafael Estrella, propuso hoy la creación de una "zona de preservación ecológica", como posible solución para el conflicto que mantienen Argentina y Uruguay por la instalación de una factoría de pasta de celulosa que los argentinos consideran contaminante.

En declaraciones que publica hoy el diario La Nación, el diplomático se refirió a la gestión de "facilitación" para acercar posturas entre los dos países asumida por el Rey Juan Carlos a través de la Embajada española.

La planta, que construye la empresa finlandesa Botnia en el margen uruguayo del río Uruguay, en la localidad de Fray Bentos, ha generado una fuerte oposición de los habitantes de la ciudad argentina de Gualeguaychú, situada al otro lado del río, que mantienen bloqueado el puente que une ambos países para exigir la reubicación de la fábrica.

"Entre los posibles finales de la historia que cabe imaginar, el hecho de que Fray Bentos-Gualeguaychú sea una zona ejemplar de protección ecológica compatible con el desarrollo sostenible sería el más bello de los finales", declaró Estrella.

La Nación preguntó al embajador español qué características tendría la "zona de protección". "Dejémoslo a la imaginación y a la capacidad de los dos países. Que ellos lo hablen. Hay que crear una buena historia, y si es bien bonita habrá organismos internacionales que querrán participar", respondió Estrella.

Estrella sin embargo no se mostró favorable a la entrada del Gobierno de Finlandia en las negociaciones. "No caben más en el camarote", bromeó.

Al ser preguntado por el papel de España en el futuro, una vez facilitado el diálogo, Estrella apostó por que Madrid siga estando presente en las conversaciones. "Seguimos acompañando, aportando mecanismos de encuentro, la incorporación de otras variables posibles como la que usted menciona. Acompañar haciendo estas reflexiones, con posibles pedidos que tuvieran que plantearse ante un organismo internacional", explicó.

La Asamblea Ambiental de Gualeguaychú ha rechazado cualquier solución que no sea la mudanza de la planta del río compartido. En respaldo de su postura mantiene bloqueado el puente que vincula Gualeguaychú con Fray Bentos desde noviembre pasado.

Los otros dos puentes tendidos sobre el río, entre las ciudades argentinas de Colón y Concordia, con las uruguayas de Paysandú y Salto, han sido también objeto de bloqueos parciales y periódicos.

El Gobierno argentino de Néstor Kirchner ha tolerado el bloqueo de los puentes, aunque recomendó a los "ambientalistas" dejarlos sin efecto. También ha planteado ante Uruguay la conveniencia de mudar la planta de Botnia, que Uruguay y la empresa finlandesa rechazan de plano. Uruguay niega que la futura planta sea contaminante.