5 de diciembre de 2006

Papeleras.- El enviado del rey se reunió con el ministro de Asuntos Exteriores Taiana en la segunda ronda de diálogo

BUENOS AIRES, 5 Dic. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

Juan Antonio Yáñez Barnuevo, el diplomático enviado por el rey Juan Carlos para facilitar el diálogo entre la Argentina y Uruguay, mantuvo hoy una reunión de cuatro hora con el ministro de Asuntos Exteriores argentino, Jorge Taiana.

Tal como ocurrió con los encuentros que ayer mantuvo en Montevideo con el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, y con funcionario del ministerio de Asuntos Exteriores, no se informó sobre el diálogo del diplomático español con el jefe de la diplomacia argentina.

La segunda ronda de diálogo iniciada por Yáñez Barnuevo se produce en momentos en que las relaciones entre los dos países se encuentran en un estado de máxima tensión, después de que Vázquez ordenara al ejército que custodiara el perímetro de la planta que la empresa Botnia construye en la ciudad de Fray Bentos.

Al mismo tiempo, Vázquez advirtió que no habrá negociaciones posibles mientras se mantengan los cortes en el tráfico de los puentes internacionales. El puente entre Gualeguaychú y Fray Bentos está cortado en forma permanente, mientras que el de Colón-Paysandú sufre cortes de seis horas diarias.

La iniciativa del "facilitador" del diálogo fue del presidente argentino, Néstor Kirchner, quien se la propuso al rey Juan Carlos durante la cumbre de mandatarios iberoamericanos que se desarrolló en noviembre en Montevideo.

Antes de la reunión entre Taiana y el enviado del rey, el jefe de gabinete, Alberto Fernández, había dicho que el Gobierno uruguayo tuvo una actitud "muy difícil de resolver", respecto de haber "violado el Tratado del Río Uruguay", firmado por los dos países en 1975 y por el cual se comprometían a administrar en forma conjunta ese curso de agua.

"Es un poco el ejemplo de decir: 'He elegido construir a Frankestein, déjenme que termine de construirlo y después les prometo que vamos a vigilar que se porte bien'", agregó el jefe de gabinete, aunque pidió hacer "un esfuerzo importante" para llegar al diálogo "en estos días que está el enviado del Rey".