25 de septiembre de 2007

Papeleras.- El Gobierno argentino cree que "por ahora" no se vislumbra una solución a la crisis de las papeleras

BUENOS AIRES, 25 Sep. (EP/AP) -

El jefe del gabinete de ministros argentino, Alberto Fernández, declaró hoy que "por ahora no aparece" una solución a la controversia con Uruguay por la instalación de una fábrica de pasta de celulosa sobre el fronterizo río Uruguay.

Fernández sostuvo, en declaraciones a una radioemisora, que "lo que hay es un diálogo convocado y provocado por España", para resolver el diferendo. Está a cargo de Juan Antonio Yáñez Barnuevo, embajador español ante las Naciones Unidas, designado "facilitador" de una eventual solución por el Rey Juan Carlos.

Las declaraciones de Fernádez se producen a pocos días de un encuentro que mantendrán representantes de ambos gobiernos el sábado en Nueva York a petición de Yáñez Barnuevo para intentar avanzar en una solución al conflicto, que ya lleva tres años.

Argentina denuncia que la planta Botnia, de capital finés, que se instalará en la localidad uruguaya de Fray Bentos causará daños al medio ambiente. Uruguay rechaza esa posibilidad.

"Hoy por hoy el tema está circunscripto a un diálogo en busca de una solución, que por ahora no aparece", afirmó Fernández, uno de los principales asesores del presidente Néstor Kirchner.