8 de noviembre de 2007

Papeleras.- El jefe de gabinete argentino dice que el problema por las papeleras no está en los cortes, sino en Botnia

BUENOS AIRES, 8 Nov. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El jefe de Gabinete argentino, Alberto Fernández, dijo hoy que "el problema" entre Argentina y Uruguay no son los cortes de las rutas que los ecologistas realizan en los puentes internacionales entre los ambos países sino la planta que la empresa Botnia construyó en la ciudad uruguaya de Fray Bentos.

Fernández contestó así a las declaraciones de ayer del presidente uruguayo Tabaré Vázquez, antes de partir hacia la XVII Cumbre Iberoamericana que comienza hoy en Chile, al señalar que no hay negociaciones posibles sino son liberadas las rutas internacionales.

El jefe de gabinete argentino dijo que no está previsto que los presidentes Néstor Kirchner y Vázquez dialoguen en Santiago de Chile, pese a los esfuerzos realizados por el embajador español Juan Antonio Yáñez Barnuevo para facilitar el diálogo entre los dos países.

Yáñez Barnuevo fue designado por el Rey Juan Carlos para acercar posiciones tras una petición realizada por Kirchner hace un año, en ocasión de la anterior cumbre iberoamericana, realizada en Montevideo.

Fernández consideró que el problema entre los dos países "no son los cortes" de rutas, "sino Botnia", debido a que Uruguay autorizó la instalación de la planta productora de celulosa, frente a la ciudad argentina de Gualeguaychú, centro de las protestas.

El jefe de los ministros admitió hoy que "nunca hemos logrado alterar la visión del Uruguay", en las discusiones por Botnia, pero señaló que "Uruguay tampoco logró alterar la nuestra", y recordó que resta esperar el resultado de la demanda entablada ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Fernández volvió a "recomendar" a los asambleístas de Gualeguaychú "no insistir con ese tipo de método de reclamo" como los cortes de ruta, porque el gobierno argentino "está en la defensa de los derechos" de esa población.