11 de abril de 2007

Papeleras.- El jefe de gabinete de ministros dice que el diálogo con Uruguay en España debe ser a agenda abierta

BUENOS AIRES, 11 Abr. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El jefe de Gabinete de ministros, Alberto Fernández, dijo hoy que la intención de la delegación argentina que viajará a Madrid la semana próxima para reunirse con autoridades uruguayas es que se lleva adelante un diálogo con "agenda abierta", para encausar el conflicto por la instalación de una planta de celulosa en el país vecino.

El embajador español Juan Antonio Yáñez Barnuevo fue designado por el Rey Juan Carlos para "facilitar" el diálogo entre los dos países, enfrentados por la construcción de la planta de celulosa de la empresa Botnia, en la ciudad uruguaya de Fray Bentos, sobre el río Uruguay, frente a la ciudad argentina de Gualeguaychú.

Fernández negó que el gobierno argentino pensara en proponer una modificación del estatuto del Río Uruguay, firmado por los dos países en 1975 y por el cual se comprometieron a administrar ese curso de agua en forma compartida.

Argentina sostiene que Uruguay violó el estatuto al autorizar la construcción de la planta sin una consulta previa. "¿Que la Argentina va a proponerlo?. No, nosotros no estamos trabajando en esto. No, nosotros no vamos a plantear semejante cosa", dijo Fernández cuando hoy fue consultado por radio América. "Vamos a ver si en una instancia de diálogo podemos ser escuchados con nuestros planteos", agregó.

Fernández, el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Taiana y un representante del gobierno de la provincia de Entre Ríos (podría ser el gobernador electo Sergio Urribarri) encabezarán la comitiva que representará a la Argentina en la reunión del 18 al 20 de este mes en Madrid.

Fernández destacó el "esfuerzo" realizado por el Rey Juan Carlos, a través del embajador Yañez Barnuevo, y señaló que "mientras la posibilidad del diálogo esté abierta, lo mejor que podemos hacer es no hacer comentarios". "Lo que hay hasta acá son todas especulaciones" porque el gobierno argentino "no sabe cuál será el planteo de Uruguay, tampoco para qué convoca España", indicó.