4 de octubre de 2007

Papeleras.- El ministro de Ambiente de Uruguay dice que aún no hay fecha para el inicio de operaciones de Botnia

BUENOS AIRES, 4 Oct. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El ministro de Medio Ambiente del Uruguay, Mariano Arana, dijo hoy que el gobierno uruguayo no ha definido aún cuando autorizará a funcionar a la planta de celulosa que la empresa finlandesa Botnia construyó en la ciudad de Fray Bentos, frente a la localidad argentina de Gualeguaychú, a orillas del Río Uruguay.

"No se pueden aventurar fechas, eso dependerá de los análisis que realicen funcionarios y científicos de la información entregada por la empresa; sólo puedo decir que estamos en la última etapa", dijo Arana a radio América.

De esta forma, el funcionario uruguayo desmintió informaciones publicadas hoy por la prensa local, que aseguraban que la planta de Botnia comenzaría a operar dentro de un mes aproximadamente.

La instalación de la planta provocó un inusual conflicto diplomático entre Argentina y Uruguay, dos países que siempre mantuvieron cordiales relaciones, debido a que que el gobierno del presidente argentino Néstor Kirchner acusó al de su colega Tabaré Vázquez de haber violado el tratado del Río Uruguay firmado en 1975.

Arana dijo que "está fuera de discusión" la posibilidad de que Botnia sea relocalizada como exigen los ambientalistas de la ciudad de Gualeguaychú que han cortado durante casi un año el puente que la une con Fray Bentos en señal de protesta.

"Nunca aventuro fechas, sólo puedo dar la información que llega oficialmente a nuestras manos", dijo Arana sobre el comienzo de las operaciones de la planta productora de celulosa, aunque aclaró que "sí estamos en la última etapa" antes de empiece el funcionamiento.