17 de junio de 2010

Papeleras.- Mujica dice que el levantamiento del bloqueo sobre el puente de Gualeguaychú es el cuarto gol de Uruguay

Dice que el fin del corte abre una etapa "irreversible" para la normalización de las relaciones entre ambos países

MONTEVIDEO, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Uruguay, José Mujica, indicó este jueves que el levantamiento del bloqueo sobre el puente que une este país con Argentina por parte de los ecologistas de la Asamblea Ciudadana Ambiental Gualeguaychú, que exigen la retirada de la planta de celulosa UPM (antes Botnia), "es el cuarto gol de la celeste".

"Para mí es el cuarto gol del día. Es un día celeste", dijo Mujica en declaraciones al diario 'Búsqueda' haciendo referencia a los tres goles marcados por la selección uruguaya en su partido del miércoles contra la anfitriona del Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010.

Con estas palabras el mandatario hacía referencia al levantamiento del piquete que estos activistas han mantenido desde noviembre de 2006 sobre el puente que une ambos países en la ciudad argentina de Gualeguaychú para exigir la retirada de la planta de celulosa por su acción perjudicial sobre el río Uruguay que sirve de frontera natural.

Mujica celebró la decisión de los ecologistas, que se hará efectiva a partir del próximo sábado, y atribuyó el mérito a las negociaciones desarrolladas por el Ministerio de Exteriores con su homólogo argentino. "Frente a un problema difícil ha habido muchas idas y venidas y creo que con la Cancillería logramos manejarlo con mucha flexibilidad y con mucha altura", señaló.

El fin del bloqueo abre una etapa "irreversible" para la normalización de las relaciones entre ambos países, así como un nuevo periodo de negociaciones para articular las tareas de control conjunto sobre la planta de celulosa, tal y como especificaba en su fallo la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Sobre esta cuestión, Mujica aseguró que está dispuesto a dialogar con su par argentina, Cristina Fernández de Kirchner, para determinar el tipo de control que se establecerá sobre la planta a ambos márgenes del río. No obstante, descartó que para ello se fuera a crear un organismo concreto, aduciendo que el encargado hasta ahora de dichas funciones es perfectamente válido. "Nos tenemos que crear ningún organismo, tenemos que hacer funcionar el que existe", aseveró.

Además, el dirigente consideró que, puesto que el río Uruguay transcurre por gran parte del territorio brasileño, sería conveniente que este país participara también en las tareas de control sobre las instalaciones. "Vamos a tantear a ver qué dicen en Brasil. En definitiva, el río tiene un buen recorrido en Brasil cuando llega acá. Y puedo decir que algunas cositas vienen de allá, bastante", afirmó.