17 de noviembre de 2007

Papeleras.- El Partido Nacional critica los "sucesivos errores" del Gobierno uruguayo en el conflicto de las papeleras

MONTEVIDEO, 17 Nov. (EP/AP) -

El opositor Partido Nacional (PN) afirmó que la posición de Uruguay en el conflicto con Argentina por la instalación de la planta de celulosa en el río Uruguay se debilitó por "sucesivos errores" mientras que las relaciones con Venezuela se fueron consolidando al "aceptar la dadivosisad" del Gobierno de ese país.

En un documento sobre política exterior publicado hoy, el PN denuncia que "la improvisación y la ausencia de profesionalidad han fragilizado al país y profundizado su vulnerabilidad".

"En el caso del conflicto con Argentina por las plantas de celulosa, la posición uruguaya, inicialmente sólida y respaldada por todos los partidos políticos se fue debilitando con sucesivos errores y declaraciones o comunicaciones inoportunas e inapropiadas", afirmó.

Sobre las relaciones con Venezuela, el partido Nacional opinó que se trata de "una intimidad creciente, que se construye a partir de aceptar la dadivosidad que su Gobierno emplea en la región para ganar adeptos". Uruguay ha suscrito decenas de acuerdos con Venezuela.

Con relación al Mercosur y las relaciones comerciales con Estados Unidos, afirmó que las posiciones "contrapuestas" de la cancillería y los ministerios del área económica "afectaron la solidez de las posiciones de Uruguay en esos ámbitos y debilitaron la capacidad de negociación". señaló.

El ministro de Economía, Danilo Astori, reiteró esta semana sus duras críticas al Mercosur y responsabilizó a Argentina y Brasil de seguir trabando el funcionamiento en perjuicio de Uruguay y Paraguay como países de menor economía.

Por presiones internas, el Gobierno del presidente Tabaré Vázquez debió rechazar un tratado de libre comercio (TLC) y en cambio suscribir un acuerdo marco que buscará las formas de ampliar el comercio. Astori estuvo a favor el TLC y Gargano en contra.

En el documento se hizo hincapié en que "en dos años y medio, el Gobierno del Frente Amplio nos plantea un futuro incierto y preocupante, derivado de su incapacidad para gobernar el país en el marco de un proyecto único".

Señala que es ello obedece a "las diferencias ideológicas y la diversidad de políticas internas han profundizado la ausencia de un hilo conductor que diera coherencia a la gestión", en alusión a las diferencias que prevalecen en la coalición de izquierdas.