23 de julio de 2007

Papeleras.- El Rey y Cristina Fernández conversan sobre las papeleras en el Palacio de Marivent, según la prensa

MADRID/BUENOS AIRES, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

La senadora argentina Cristina Fernández, esposa del presidente, Néstor Kirchner, y candidata del oficialismo para las elecciones de octubre, fue recibida hoy en audiencia privada por el Rey en el Palacio de Marivent, en Palma de Mallorca, ocasión en la que hablaron sobre la crisis de las papeleras entre Argentina y Uruguay.

Así lo aseguran varios medios de comunicación en Buenos Aires, en referencia a la primera actividad oficial de la visita que realiza a España Fernández de Kirchner para dar a conocer en la comunidad internacional su candidatura, y que ha comenzado con la audiencia privada y un posterior almuerzo ofrecido por los Reyes a la senadora.

Sin embargo, la Casa Real no ha querido confirmar si la visita de Fernández de Kirchner al Palacio de Marivent se ha producido ya que, según fuentes consultadas por Europa Press, nunca se informa de las actividades privadas de la Familia Real.

La esposa del presidente Kirchner llegó a la residencia veraniega de la Familia Real en torno a las 13:30 horas (hora española), donde permaneció por espacio de más de dos horas. Desde ahí regresó al aeropuerto para tomar un avión de regreso a Madrid, ya que está noche continúa su agenda en la capital española.

El conflicto diplomático que divide a los dos vecinos desde hace más de cuatro años comenzó con la construcción de una planta de celulosa en la ciudad uruguaya de Fray Bentos, situada en los márgenes del río Uruguay, frontera natural entre ambos países.

Los presidentes argentino y uruguayo, Néstor Kirchner y Tabaré Vázquez respectivamente, pidieron personalmente al Rey en la Cumbre Iberoamericana que se celebró en Montevideo en noviembre pasado que ejerciera una tarea de buenos oficios en el conflicto.

El monarca aceptó, tras consultar con el Gobierno, y se decidió encargar al embajador español ante la ONU, Juan Antonio Yañez, esa labor de facilitación, que no de mediación, ya que el facilitador no presenta propuestas, sino que propicia el diálogo entre las partes.

Esa labor de buenos oficios de la diplomacia española se ha traducido en varias visitas de Yañez Barnuevo a ambas capitales y a Finlandia, de donde procede la empresa Botnia, que está construyendo la planta de celulosa origen de la controversia.