25 de junio de 2012

Paraguay.- Alemania afirma que la UE está "preocupada" por la inestabilidad política en Paraguay

BERLÍN, 25 Jun. (Reuters/EP) -

Alemania y sus socios de la Unión Europea están observando los acontecimientos en Paraguay con preocupación, ha dicho este lunes el portavoz del Ministerio alemán de Exteriores, Andreas Peschke, con motivo de la destitución del presidente paraguayo, Fernando Lugo, que ha provocado fuertes protestas, especialmente de los gobiernos de izquierda de América del Sur.

Los comentarios del Ministerio de Exteriores contradicen las palabras del ministro alemán de Desarrollo Internacional, Dirk Niebel, quien sostuvo el sábado en Paraguay que el nuevo Gobierno, dirigido por Federico Franco, constitutía un cambio de régimen respetuoso con la Constitución del país sudamericano.

Peschke ha dicho a los periodistas en Berlín que los comentarios de Niebel sólo se habían basado en su "primera impresión".

"Está bastante claro que no sólo el Gobierno alemán sino también toda la Unión Europea estamos preocupados por los acontecimientos políticos en Paraguay", ha resaltado Peschke. "En nuestra opinión y la de nuestros socios, es importante en un momento tan delicado, cuando todo está todavía en proceso de cambio, llegar a una solución permanente y sostenible del conflicto político interno en Paraguay", ha agregado.

Franco tomó juramento del cargo el pasado viernes, después de que el Congreso realizara un juicio político a Lugo y resolviera su destitución, por los hechos ocurridos el 15 de junio en la localidad de Curuguaty, en el departamento de Canindeyú (sureste), donde 17 personas murieron en enfrentamientos entre campesinos y policías. El presidente fue destituido con el argumento de que había fracasado en su deber de mantener la armonía social.

Líderes de izquierda en Argentina, Venezuela, Bolivia y Ecuador se han negado a reconocer el nuevo Gobierno y amenazaron con presionar para sancionar a Paraguay, uno de los países más pobres de América del Sur con una historia de inestabilidad política.

Franco, cuyo Partido Liberal rompió filas con Lugo, ha indicado que el cambio de liderazgo se llevó a cabo en consonancia con la Constitución.