6 de marzo de 2007

Paraguay/Alemania.- El presidente alemán recibe las llaves de honor de Asunción en su visita oficial a Paraguay

ASUNCIÓN, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Alemania, Horst Köshler, recibió este martes las llaves de honor de la ciudad de Asunción por parte de la intendenta de la capital paraguaya, Evanhy de Gallegos en su visita oficial a Paraguay. Con este reconocimiento se le da el trato de Huésped Ilustre de la ciudad con el que De Gallegos espera que surjan posibilidades de aumentar la relación, el desarrollo y la cooperación entre Alemania y su país.

Según informa la prensa local, el mandatario germano y la intendenta acudieron a las instalaciones de la Manzana de la Rivera y observaron imágenes antiguas de la Bahía de Asunción de la época en la que llegaron los primeros españoles en 1536.

A continuación de Gallegos y Köshler visitaron la muestra de esculturas organizada por la Embajada de Alemania, el Instituto Cultural Paraguayo-Alemán (ICPA) y el Centro Cultural de la Ciudad, en los espacios de la Casa Castelví, en Asunción.

Al acto acudieron el embajador alemán, Horst Wolfram Kerll, la Embajadora de Paraguay en Alemania, Lilian Lebrón, el presidente de la Junta Municipal de Asunción, Nicolás Chase, el director del Centro Cultural de la Ciudad, Fernando Pistilli, entre otras autoridades.

A primera hora de esta mañana, Horst Köshler visitó el colegio de secundaria de los colonos mennonitas en Asunción. El presidente alemán visita Paraguay desde el lunes y mañana partirá a la ciudad brasileña de Sao Paulo y después a Bogotá, dentro de su semana de gira por países de Sudamérica.

Tras su reunión con su homólogo paraguayo, Nicanor Duarte, el presidente alemán indicó su deseo de colaborar para "vencer la pobreza en Paraguay pero a partir de una globalización prudente, con garantías jurídicas para las inversiones".

En Paraguay viven 10.000 alemanes y 120.000 descendientes de inmigrantes de ese país europeo. Los colonos mennonitas (progresistas provenientes de Canadá y Alemania; y ortodoxos llegados de México) suman 16.000 cuyos idiomas son alemán, español y un dialecto local desarrollado a partir de 1926.

Los colonos son seguidores del líder religioso Menno Simons que a mediados del siglo XIX dejó Alemania para instalarse en Rusia pero más tarde pasó a Canadá.

Al final de esta tarde, el Gobernante alemán, según informa el diario paraguayo 'ABC', acudirá al Museo de la Tortura, donde la inteligencia del ministerio del Interior durante la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989) trataba de sonsacar información a sus detenidos.

La casa se convirtió después en el "museo de la memoria para que la nueva generación de paraguayos tenga un testimonio de lo que Stroessner fue capaz de hacerle a sus compatriotas, torturándolos sólo por pensar diferente", dijo el encargado del Museo y ex preso político, Martín Almada.

Durante la jornada del miércoles el presidente alemán sostendrá varios encuentros con grupos de empresario e industriales paraguayos.