1 de julio de 2006

Paraguay/Bolivia.- El ministerio de Exteriores paraguayo convoca al embajador boliviano

ASUNCIÓN, 1 Jul. (EP/AP) -

El fiscal general del Estado paraguayo, Rubén Candia, lamentó hoy sábado "la ideologización" del Gobierno boliviano al otorgar refugio político a dos paraguayos acusados de participar en el secuestro y asesinato de la hija del ex presidente Raúl Cubas.

En relación a este asunto, el viceministro paraguayo Emilio Giménez, del ministerio de Asuntos Exteriores, convocó el sábado para una reunión al embajador boliviano en Asunción, Marco Antonio Virraude.

"Queremos escuchar la posición oficial del Gobierno de Bolivia acerca del refugio concedido a dos invididuos implicados en un secuestro y asesinato cuya extradición fue ordenada por la Corte Suprema de ese país", señaló el viceministro.

Según Candia, "la Justicia y la Fiscalía enviaron a Bolivia, a través del Ministerio de Exteriores, las pruebas de implican a los ciudadanos Abel Acosta Centurión y Blas Concepción Franco Aquino en el caso de la muerte de Cecilia Cubas, ocurrida en febrero de 2005". "Ambos deben venir a Asunción a participar del proceso judicial y defenderse de las acusaciones", añadió.

Acosta y Franco fueron detenidos por una orden de Interpol en un barrio populoso de La Paz el 12 de mayo y puestos en libertad horas después.

La semana pasada el Tribunal Supremo de Bolivia emitió una orden de detención con fines de extradición contra ambos. Pero el viernes el jefe de la Diplomacia boliviana, David Choquehunca, señaló que el Concejo Nacional del Refugiado (Conare) había aprobado la petición de refugio solicitado por los paraguayos, que se declararon perseguidos en su país por razones políticas.

La hija del ex jefe de Estado fue secuestrada el 21 de septiembre de 2004 y aunque fue pagado un rescate de 800.000 dólares, la víctima no fue liberada sino que fue encontrada muerta y enterrada en un pozo de dos metros en un lugar a 21 kilómetros al sur de Asunción.