20 de marzo de 2007

Paraguay.-Duarte expresa su interés en apoyar el Banco del Sur y el candidato Fernando Lugo duda de su cercanía a Chávez

ASUNCIÓN, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Paraguay, Nicanor Duarte, anunció estar interesado en suscribir su apoyo al proyecto de creación del Banco del Sur, promovido por el mandatario venezolano, Hugo Chávez, acercamiento que puso en duda el ex obispo y candidato presidencial Fernando Lugo.

Duarte afirmó que ve con buenos ojos la creación de un banco que financie proyectos de desarrollo en la región, una entidad financiera que, según Chávez, pueda contribuir al desarrollo de la región mediante créditos a menor interés de los otorgados por otros organismos financieros.

"Estamos analizando la posibilidad de que el Paraguay suscriba el proyecto del Banco del Sur, un banco que está siendo promovido por el presidente Chávez y que cuenta con el apoyo del presidente (argentino) Néstor Kirchner, que nosotros vemos con muy buenos ojos", manifestó Duarte, informa la prensa local.

En este sentido, anunció que ha dado instrucciones al ministro de Hacienda, Ernst Bergen, quien se encuentra en Guatemala participando de la asamblea de gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Corporación Interamericana de Inversiones (CII), de que converse con los representantes de Venezuela y con los ministros argentinos de Relaciones Exteriores y de Economía con el objetivo de informar sobre el interés paraguayo de integrarse al proyecto.

"Le di instrucciones a Bergen para que pida un tiempo para que el Gobierno paraguayo pueda estudiar. Formaremos una comisión que va a evaluar la importancia del impacto de que el Paraguay suscriba el Banco del Sur, y si vemos que es conveniente a nuestros intereses y de la región, bueno, Paraguay se pondrá a tono con este pensamiento, o sea, Paraguay se adherirá", aseveró el mandatario.

Según indicó, la mayor parte de la reserva internacional de Paraguay está en los bancos internacionales, y señaló que ese dinero "muchas veces los organismos internacionales o las multinacionales vuelven" a prestarla "con tasas de interés que no siempre son adecuadas a las necesidades de desarrollo del país".