12 de julio de 2007

Paraguay.- El ex obispo Fernando Lugo figura como favorito en las encuestas para ser el próximo presidente de Paraguay

ASUNCIÓN, 12 Jul. (EP/AP) -

El ex obispo Fernando Lugo figura como favorito en las encuestas con un 40 por ciento de intención de voto, para ser el próximo presidente de Paraguay, cuando falta menos de un año para las elecciones generales.

El conocido "obispo de los pobres" está 10 puntos por encima de su rival más próximo, situación que, de llegar a mantenerse hasta abril de 2008, convertiría a Lugo como el primer obispo católico en ser elegido mandatario de un país y rompería con los más de 60 años de Gobierno que mantiene el Partido Colorado del actual presidente Nicanor Duarte.

Lugo culpa a los 'colorados' por la deficiente situación económica de Paraguay, la corrupción y las políticas que, según él, favorecen a los pocos privilegiados en esta nación campesina. "Creo que el partido oficialista es el responsable de la pobreza, la corrupción y la deshonestidad imperantes en este país", aseguró el ex obispo en una entrevista concedida en la casa de su hermano. "Necesitamos un país que sea más justo y equitativo", insistió.

Lugo, que renunció a su cargo de obispo en diciembre para eludir la prohibición constitucional de que los clérigos se postulen a cargos electivos, considera que la política es el arma adecuada para resolver los problemas de sus feligreses.

El Vaticano se ha mostrado renuente en reconocerle su renuncia y le ha recordado que será obispo porque su condición es "vitalicia", por lo que asegura que no podrá cumplir con sus objetivos de ser candidato presidencial ya que no dejará de ser clérigo.

El presidente Duarte, quien tiene hasta el 28 de noviembre para presentar una demanda judicial en ese sentido, también ha rechazado esta candidatura, argumentando que es "inconstitucional".

Ante esta situación, Lugo ha expresado que todo forma parte de la "ansiedad" que tiene el Partido Colorado de "conservar el poder" por lo que en todo momento "recurrirá a cualquier argumento para impedir mi candidatura", y aseguró que si en las encuestas tuviese "más del dos o tres por ciento, nadie se preocuparía".

El ex obispo ha viajado a Argentina, Estados Unidos y España para darse a conocer, reunirse con paraguayos en el extranjero y obtener fondos. Mientras tanto, muchos paraguayos pobres dicen que un sacerdote es lo que se necesita para Gobernar el país.