26 de junio de 2012

Paraguay.- Franco aclara que si no asumía el poder se podría haber producido una "guerra civil" en Paraguay

ASUNCIÓN, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El recién designado presidente de Paraguay, Federico Franco, ha dejado claro este martes que si no hubiese asumido el poder el pasado viernes tras la destitución de Fernando Lugo se podría haber producido una "guerra civil" en esa nación, con lo cual reitera que los cambios registrados en los últimos días corresponden a un proceso "legítimo" apegado a la democracia.

"Si el vicepresidente hubiera decidido no acompañar hubiera sido una guerra civil", ha advertido Franco en una rueda de prensa con corresponsales extranjeros, al afirmar que, ahora en el poder, es el "responsable de garantizar" la estabilidad de Paraguay.

Franco, quien fue elegido en 2008 vicepresidente como compañero de fórmula de Lugo, fue nombrado nuevo mandatario de Paraguay después de que el Senado resolviera destituir al exobispo católico por su presunta responsabilidad en la muerte de 17 personas ocurrida el pasado 15 de junio en la localidad de Curuguaty, en el departamento de Canindeyú (sureste).

"Fue un proceso constitucional, absolutamente legal. Hay una dupla, el presidente fue destituido de forma constitucional, de forma pública y transparente", ha reiterado Franco, en respuesta a las críticas de sectores políticos dentro y fuera de Paraguay que denuncian un supuesto golpe de Estado contra Lugo.

Varios presidentes de la región han rechazado al nuevo Gobierno de Paraguay y han ratificado su respaldo a Lugo, quien fue un gran aliado de importantes líderes latinoamericanos. Franco ha reconocido que esa nación vive una "situación sui generis" en el plano internacional, pero ha dicho que de momento dará prioridad a los asuntos internos de Paraguay.

"No podemos en este momento ocuparnos de las relaciones internacionales si primero debemos ocuparnos de que todo esté normal", ha enfatizado el nuevo gobernante.

De esta manera, Franco ha rechazado la posibilidad de asistir a los encuentros del Mercado Común del Sur (Mercosur) y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), ya que la mayoría de los países que conforman estos bloques han llamado a consultas o retirado a sus embajadores en Asunción.

"En estas condiciones no podemos participar en ninguna parte", ha enfatizado. "No me seduce y tenemos que hacer que el país esté operativo", ahora que vive una situación "expectante" porque no tiene vicepresidente, por tanto, "lo que menos haría ahora es salir de mi país", ha explicado.

En este contexto, Franco ha aseverado que su Gobierno cuenta con el "respaldo de la ciudadanía" y ha insistido en que respetará los plazos establecidos por las autoridades electorales para que los comicios presidenciales se realicen en abril de 2013, tal y como estaba previsto antes del cambio de Gobierno.