22 de agosto de 2012

Paraguay.- El Frente Guasú dice que el Gobierno "no tiene la autoridad moral para llamar a unas elecciones limpias"

ASUNCIÓN, 22 Ago. (EUROPA PRESS) -

El partido político del ex presidente paraguayo Fernando Lugo, el Frente Guasú, ha considerado este martes que el Gobierno de Federico Franco "no tiene autoridad moral para llamar a unas elecciones (generales) limpias".

El Frente Guasú ha emitido un comunicado horas después de que el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) convocara oficialmente para el 21 de abril de 2013 los comicios generales de los que saldrá el nuevo jefe de Estado y diera a conocer el calendario oficial de las elecciones primarias.

La formación ha explicado que, tras la decisión del Congreso de destituir a Lugo por mal desempeño de sus funciones, "la democracia paraguaya está gravemente herida", ya que "se ha producido un golpe de Estado parlamentario y hay un usurpador instalado en la Presidencia".

Además, ha puesto en duda la neutralidad del TSJE --que se encarga de verificar los votos y anunciar los resultados-- ya que "se pronunció espuriamente a favor de la supuesta legalidad (de la llegada) del golpista Federico Franco a la Presidencia".

"En estas condiciones mal se puede llamar a unas elecciones (generales) que pretendan ser libres y democráticas", ha considerado el partido político, según informa el diario paraguayo 'Última Hora'.

El Frente Guasú también ha advertido de que Franco "está utilizando todo el aparato del Estado para situar a su partido político, el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), en una posición mejor de cara a dichos comicios".

Así, "para que las elecciones puedan ser mínimamente libres y democráticas", ha exigido "la inmediata restitución del orden democrático", así como el cese de la persecución política y de la violación de los Derechos Humanos.

En concreto, ha pedido "la readmisión de los 1.500 funcionarios que han sido despedidos por no apoyar el golpe de Estado, el cese de la persecución a los campesinos por el caso Curuguaty, y el fin de las limitaciones a la libertad de expresión en los medios de comunicación públicos".

CRISIS POLÍTICA

Lugo fue destituido el 22 de junio tras un fugaz juicio político celebrado en el Senado. El detonante fue la muerte de 17 personas en los enfrentamientos entre campesinos y policías del 15 de junio en la localidad de Curuguaty, en el departamento de Canindeyú (sureste).

Lugo ha denunciado que, a pesar de que dicho procedimiento de destitución está contemplado en la Constitución paraguaya, fue un "golpe de Estado express" porque no se respetó su derecho a la defensa, ya que apenas se le concedieron 24 horas para preparar su alegato.

Por su parte, Franco ha aseverado que se respetaron todas las garantías procesales, incluido el derecho a la defensa, recordando que a Lugo le sobró parte del tiempo que se le dio para su intervención.

La destitución de Lugo también ha tenido consecuencias a nivel regional. La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Mercado Común del Sur (Mercosur) han decidido suspender la participación de Paraguay hasta las elecciones presidenciales de 2013.

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) se reunirá a partir de las 10.00 horas del miércoles (16.00 horas en España) en su sede, en Washington, para "conocer la situación de la República de Paraguay".