13 de julio de 2012

Paraguay.- El Gobierno denuncia que hay una "persecución cruel e ilegal" contra Paraguay en la comunidad internacional

ASUNCIÓN, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El embajador de Paraguay en la Organización de Estados Americanos (OEA), Hugo Saguier Caballero, ha denunciado este jueves que existe una "persecución cruel e ilegal" contra el país sudamericano en la comunidad internacional.

"Hay una persecución cruel e ilegal contra nuestro país, sobre todo ilegal, eso es lo más indignante, que lo hacen fuera de la ley y de los instrumentos internacionales", ha dicho, en declaraciones recogidas por el diario 'Última Hora'.

El embajador se ha referido a la insistencia de algunos países en que la OEA siga los pasos del Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y suspenda y sancione a Paraguay por la "ruptura del orden democrático".

El Consejo Permanente de la OEA se reunió el pasado miércoles en una sesión extraordinaria para escuchar las conclusiones del informe elaborado por su secretario general, José Miguel Insulza, sobre la crisis política en Paraguay, tras visitar el país y reunirse con sus líderes políticos y sociales.

En su informe, Insulza recomendó no suspender la participación de Paraguay en la OEA y no aprobar sanciones en contra del país, aunque aconsejó la celebración de una cumbre de ministros de Exteriores para buscar "salidas constructivas", teniendo en cuenta que el objetivo es "fortalecer la democracia en Paraguay y, por ende, en la región".

Saguier Caballero ha denunciado que, a pesar de las recomendaciones del secretario general, algunos países pusieron en duda la legitimidad de su representación como embajador del nuevo Gobierno de Paraguay. "Nos dijeron que estábamos por gentileza, eso es una vergüenza", ha considerado.

La crisis política en Paraguay se desató el pasado 22 de junio, cuando el Congreso decidió destituir a Fernando Lugo como presidente del país tras celebrar un juicio político en su contra por mal desempeño de sus funciones, basándose en el artículo 225 de la Constitución.

El nuevo presidente, Federico Franco, se enfrenta a una situación de aislamiento regional que podría agravar la crisis, ya que ninguno de sus homólogos latinoamericanos ha reconocido su Gobierno y algunos de ellos han retirado o llamado a consultas a sus embajadores en Asunción.