29 de junio de 2012

Paraguay.- Intermón Oxfam pide al Gobierno español una "respuesta contundente" a la destitución de Lugo

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

La ONG Intermón Oxfam ha exhortado al Ejecutivo de Mariano Rajoy a dar una "respuesta contundente" a la destitución de Fernando Lugo como presidente de Paraguay, pues considera que en el juicio político que el Senado hizo en su contra predominaron los intereses de los grandes inversores agropecuarios quienes "podrían estar condicionando los sistemas democráticos de países pobres".

Intermón Oxfam pide al Gobierno español "una respuesta contundente a la destitución del presidente Lugo realizada en un juicio político exprés y no reconocido por la mayoría de los países de la región", señala la ONG en un comunicado.

"Lo que estamos viendo en Paraguay no es el primer caso, ni lamentablemente será el último, en que los intereses de grandes inversiones agropecuarias de monocultivos deciden sobre el destino democrático de los países pobres", ha advertido Raquel Checa, representantes del departamento de Campañas y Estudios de Intermon Oxfam.

El pasado viernes, el Senado paraguayo decidió la destitución de Lugo tras un fugaz juicio político que determinó su responsabilidad en los disturbios ocurridos hace dos semanas en la localidad de Curuguaty, en el departamento de Canindeyú (sureste), donde murieron 17 personas en enfrentamientos entre campesinos y policías.

Por este motivo, la ONG exhorta además al Ejecutivo español a que haga un llamamiento a que "se respeten los derechos de los agricultores frente al acaparamiento de tierras para monocultivo, que viola derechos y medios de subsistencia y priva a la población de alimentos básicos".

Ante esta situación, "es preciso recomponer un sistema alimentario mundial que hoy está al servicio de intereses particulares, permitiendo la acumulación de grandes extensiones de tierras para monocultivos destinados a la exportación y a la producción de agrocombustibles y que desplaza al campesino de las tierras donde produce la comida para la comunidad", denuncia Checa.

DERECHOS DE LOS CAMPESINOS

Paraguay es hoy en día el cuarto exportador mundial de soja, cuya demanda internacional crece exponencialmente propiciada por China y la UE para la alimentación de ganado y la producción de agrocombustibles.

El 28 por ciento de la soja que importa la UE proviene de este país. La exportación de este grano representa más de la mitad de las exportaciones de Paraguay y tan sólo en 2010 su Producto Nacional Bruto (PNB) creció un 15 por ciento. Sin embargo, a pesar de estas cifras, cuatro de cada diez paraguayos viven en la pobreza y más del diez por ciento de la población presenta problemas de desnutrición, según datos de la ONU.

Esto se puede explicar, en parte, porque el 77 por ciento de la tierra cultivable está en manos del dos por ciento de la población. Se calcula que cada año, 9.000 familias rurales son desalojadas por productores de soja y que un millón de acres de tierra se convierten en campos de soja, precisa Intermón Oxfam.

Para garantizar el respeto a los derechos de los agricultores, la ONG pide al Gobierno español que "contribuya a mejorar las normas internacionales que regulan la tenencia de tierras, apoyando la implementación de las Directrices Voluntarias sobre Gobernanza de la Tierra de las Naciones Unidas".