25 de junio de 2012

Lugo crea un "gabinete político" que vigilará al nuevo Gobierno de Paraguay

ASUNCIÓN, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente destituido de Paraguay, Fernando Lugo, ha anunciado este lunes la creación un "gabinete político" conformado por organizaciones aliadas que vigilará al nuevo Gobierno que dirige Federico Franco, sin que esto suponga que el exobispo católico reconozca a su antiguo vicepresidente como jefe de Estado.

Se trata de "un pequeño gabinete político que quiere resistir a este golpe de Estado que ocurrió el viernes", ha afirmado Lugo en una rueda de prensa, tras reunirse con las organizaciones que todavía mantienen su apoyo al exmandatario y rechazan al nuevo Ejecutivo.

"Queremos convertirnos en los fiscales observadores y monitorear todo lo que van a hacer" los funcionarios del Gobierno "ilegítimo", ha explicado Lugo momentos antes de que prestaran juramento los nuevos ministro paraguayos designados por Franco.

Los miembros de ese nuevo gabinete sostendrán una "reunión de evaluación y organización de cómo responder en las próximas horas y los días de los acontecimientos que puedan darse más adelante", ha señalado el exobispo.

Entre las organizaciones políticas y sociales que han expresado su apoyo a Lugo figuran el Frente Guasú, la Central Democrática de los Trabajadores del Paraguay (CNT) y el Frente de Defensa por la Democracia, además de "jóvenes, adultos y niños que están resistiendo y defendiendo la libertad", ha enfatizado Lugo, al destacar la importancia de la creación de una "instancia internacional" que sea observadora de todo lo que acontece en Paraguay.

Ante las críticas que podría suscitar la creación de este "gabinete político", Lugo ha recordado que la Constitución paraguaya "contempla una resistencia", pero en su caso harán énfasis en el "apellido de pacífica" porque "la ciudadanía debe condenar de manera pacífica la rotura constitucional que ocurrió el viernes pasado".

Lugo fue destituido el pasado viernes tras un fugaz juicio político realizado por el Senado que le halló responsable de los hechos ocurridos el pasado 15 de junio en la localidad de Curuguaty, en el departamento de Canindeyú (sureste), donde once campesinos y seis uniformados murieron en enfrentamientos.

En este contexto, el ahora exmandatario ha rechazado que Franco y las personas que le apoyan insistan en afirmar que la situación en esa nación sudamericana es normal. "Dicen que aquí no pasó nada pero si aquí no pasó nada ¿Por qué Mercosur no invita a Paraguay a la reunión?", se ha preguntado.

MERCOSUR

Los países miembro del Mercado Común del Sur (Mercosur) han expresado "su más enérgica condena a la ruptura del orden democrático" en Paraguay y han decidido suspender la participación de ese país en la próxima cumbre del bloque regional, que se celebrará entre el 25 y el 29 de junio en la ciudad argentina de Mendoza.

El Mercosur es una organización económica de la que forman parte Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, como miembros originarios; Venezuela, que se adhirió posteriormente; y Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú, como países asociados.

Lugo, quien se refiere a él mismo como "presidente", ha solicitado al Mercosur que le permita intervenir en el encuentro presidencial, sobre lo cual no ha obtenido aún respuesta, aunque confía en que su petición será aceptada ya que los gobiernos del bloque han condenado lo sucedido en Paraguay.

La idea "es explicar pormenorizadamente lo que ha ocurrido en estos días en Paraguay" porque "aquí hay un quiebre democrático que se tiene que restituir para abrir nuevos canales de comunicación", ha enfatizado Lugo, quien asumió el poder en agosto de 2008.