15 de junio de 2011

Lugo dice que no optará a la reelección en los comicios de 2013

ASUNCIÓN, 15 Jun. (Reuters/EP) -

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, ha anunciado que no optará a un segundo mandato en los comicios de 2013, a pesar de la iniciativa surgida desde las filas de su propio partido para reformar la Constitución, cuya redacción actual prohíbe la reelección presidencial.

"Fernando Lugo no quiere ser reelecto. Repito: Fernando Lugo no quiere ser reelecto", ha aseverado el mandatario en una entrevista concedida a Radio Cáritas, desmintiendo así los rumores surgidos en los últimos días en torno a esta cuestión.

Estas declaraciones se producen en respuesta a la iniciativa del ala izquierda de su coalición de Gobierno que hace semanas inició una campaña de recogida de firmas --ya llevan más de 30.000-- para reformar la Carta Magna de modo que el presidente pueda aspirar a un segundo mandato.

"Ellos tienen la esperanza, ellos tienen la ilusión de que si es un movimiento grande, masivo, incluyente podría Lugo recapacitar. Pero yo vuelvo a repetir, por cuarta vez, Fernando Lugo no quiere ser reelecto", ha insistido.

Sin embargo, esta propuesta no refleja el sentir mayoritario de la coalición, ya que el Partido Liberal aboga por que el próximo candidato pertenezca a esta formación, ni siquiera el de la población, pues los últimos sondeos apuntan a que el 65 por ciento de los paraguayos se opone a la reelección de Lugo.

Además, ha suscitado un debate de naturaleza jurídica sobre la reforma constitucional. Una parte de la doctrina sostiene que dicho precepto podría modificarse con una enmienda aprobada en el Congreso, mientras que otra indica que esto solo sería posible mediante la formación de Cortes Constituyentes.

La misma polémica surgió al final del mandato del ex presidente Nicanor Duarte Frutos (2003-2008), quien pretendió esta misma reforma. Entonces, Lugo fue uno de los más críticos con esta decisión, logrando capitalizar el descontento popular.

Lugo, un ex obispo de 60 años de edad, ha sido objeto de varios escándalos de paternidad desde que llegara a la Presidencia, en 2008. Además, el pasado mes de agosto le diagnosticaron un cáncer linfático que, según los médicos, ha superado con éxito.