22 de septiembre de 2011

Paraguay.- Lugo ordena a las fuerzas de seguridad "exterminar" a la guerrilla del EPP

ASUNCIÓN, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Fernando Lugo ha dado órdenes a las fuerzas de seguridad y a todas las instituciones del Estado de trabajar de manera conjunta para "exterminar" al Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), una pequeña guerrilla a la que se le atribuyen varios atentados y secuestros desde 2004.

Los policías Vicente Casco y Salvador Fernández murieron el miércoles en un ataque a una pequeña comisaría de la localidad de Horqueta, en el departamento de Concepción (norte), cerca de la frontera con Brasil. El Gobierno atribuye esta nueva agresión al EPP, aunque todavía la organización armada no se ha pronunciado.

El ministro del Interior, Carlos Filizzola, ha viajado a Horqueta para organizar el operativo de búsqueda y captura de los responsables del ataque a la sede policial ubicada en una zona conocida como Capitán Giménez, a unos 430 kilómetros de Asunción.

Lugo se puso en contacto por teléfono desde Nueva York --donde asiste a la Asamblea General de la ONU-- con Filizzola, a quien dio instrucciones sobre las medidas que deberán tomar a raíz de este hecho violento.

"Hay una decisión firme del Gobierno, y así lo dijo el presidente, de exterminar al EPP", ha enfatizado el ministro del Interior en una conferencia de prensa en el Grupo Aerotáctico de la Fuerza Aérea. "A lo único que apuntan los cabecillas del EPP es a matar y vamos a capturar a esa gente", ha advertido.

Este es el segundo hecho violento que se registra en Horqueta en menos de una semana. El pasado domingo, los guerrilleros atacaron la sede de la Fiscalía de esa localidad, sin provocar víctimas mortales ni heridos.

Uno de los oficiales abatidos presentaba 16 impactos de bala. "Las informaciones preliminares arrojan que los delincuentes del mal llamado Ejército del Pueblo Paraguayo usaron fusiles M-16 y armas de grueso calibre", ha precisado el ministro.

Ante esta situación, Filizzola ha tenido que reconocer el EPP mantiene intensos operativos en la zona donde ocurrió el ataque y tiene "un gran potencial".

Este atentado habría sorprendido a las autoridades paraguayas debido a que la policía local no había recibido ningún tipo de advertencia por parte de la guerrilla. "No había amenazas de actuar contra ninguna comisaría, el EPP actúa sin avisar, ya lo hizo el fin de semana contra la Fiscalía", ha indicado.

DESDE 2004

Desde el año 2004 hasta la fecha, el EPP se ha cobrado la vida de trece personas en hechos violentos que han conmocionado a Paraguay. Siete eran oficiales de la policía, cuatro peones de fincas, un maestro y la hija de un expresidente, según cifras divulgadas por el diario local 'ABC Color'.

La primera víctima que se le conoce al EPP es Cecilia Cubas Gusinky, hija del exmandatario Raúl Cubas Grau (1998-1999), secuestrada el 21 de septiembre de 2004 y encontrada sin vida en febrero de 2005.

El juicio de los seis acusados por el crimen de Cubas Gusinky está previsto para febrero de 2012, sin embargo, la Corte Suprema de Justicia de Paraguay estudia actualmente un habeas corpus que podría dejar en libertad a los imputados.

El primer ataque contra policías por parte del EPP se registró en 2005 cuando fue acribillado el suboficial Andrés Ceferino Benítez durante una inspección en una zona boscosa.