23 de julio de 2012

Mercosur desestima la demanda del Gobierno por la suspensión de Paraguay y la adhesión de Venezuela

ASUNCIÓN, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Permanente del Mercado Común del Sur (Mercosur) ha desestimado este domingo la demanda presentada por el Gobierno de Paraguay contra la decisión de la organización regional de suspender la participación del país y de autorizar la adhesión de Venezuela como miembro de pleno de derecho.

El equipo de juristas que se ha encargado de analizar la demanda --formado por representantes paraguayos, uruguayos, argentinos y brasileños-- ha rechazado la petición de Asunción de impugnar ambas decisiones como "medida de urgencia".

Los expertos han explicado que las medidas de urgencia están reservadas para disputas comerciales, por lo que ha recomendado a Paraguay que tramite su demanda por la vía ordinaria para que sea atendida por el sistema judicial de la organización regional.

"El Tribunal Permanente no acepta la solicitud por este mecanismo, pero deja en claro que Paraguay tiene todos los mecanismos previstos en el Protocolo de Olivos para plantearla", ha dicho un alto funcionario de la sede judicial en declaraciones al diario 'Última Hora'.

Así, el equipo de juristas ha explicado a Paraguay que, en primer lugar, debe impulsar una negociación directa, de Estado a Estado. Después, si las conversaciones fracasan, debe solicitar que se instale un tribunal 'ad hoc'. En último término, podrá acudir al Tribunal Permanente.

En cualquier caso, ha aclarado que, en contra de la opinión de los otros países miembro --Uruguay, Argentina y Brasil-- el Tribunal Permanente es competente para juzgar el caso, ya que "todo lo que guarda relación con el Protocolo de Ushuaia es justiciable".

SUSPENSIÓN DE PARAGUAY

El pasado 24 de junio, los jefes de Estado de Mercosur decidieron suspender a Paraguay por la "ruptura del orden democrático" causada por la destitución de Fernando Lugo como presidente del país tras celebrarse un juicio político en su contra por mal desempeño de sus funciones.

La suspensión obedece a la aplicación del Protocolo de Ushuaia, que establece que "la plena vigencia de las instituciones democráticas (en los países miembro y asociado) es una condición esencial para el desarrollo del proceso de integración (regional)".

El Gobierno y el Congreso han defendido insistentemente que no se ha producido tal "ruptura del orden democrático" porque el juicio político contra el jefe del Estado por mal desempeño de sus funciones aparece recogido en el artículo 225 de la Constitución del país.

Si bien, Lugo ha denunciado que se ha producido un golpe de Estado "express" y ha recibido el apoyo unánime de sus ex homólogos regionales, que no han reconocido la autoridad de su sucesor en el cargo, Federico Franco.

ADHESIÓN DE VENEZUELA

Los jefes de Estado de Mercosur aprobaron la adhesión de Venezuela como miembro de pleno derecho tras la suspensión de Paraguay, el único país de la organización regional que desde 2005 se oponía a la incorporación de Caracas.

El Gobierno de Franco considera que la entrada de Venezuela al bloque económico no es válida porque se acordó sin la aprobación de todos los miembros, aprovechando la suspensión de Paraguay.