14 de agosto de 2012

Paraguay.- Una ministra declara a la Fiscalía que Lugo estaba seguro de que las FFAA se sublevarían tras su destitución

ASUNCIÓN, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Turismo de Paraguay, Liz Cramer, ha declarado este lunes ante la Fiscalía que el ex presidente Fernando Lugo expresó su confianza al Gabinete en que las Fuerzas Armadas se sublevarían contra el nuevo Gobierno tras su destitución.

Cramer ha revelado que en la reunión ministerial que se celebró el pasado 22 de junio, cuando el Congreso decidió destituir a Lugo por mal desempeño de sus funciones, el ex presidente pidió a su Gabinete su opinión sobre un documento que pretendía hacer firmar a las Fuerzas Armadas para garantizarse su apoyo.

La ministra ha matizado que en ningún momento se planeó un "autogolpe de Estado", sino que simplemente el ex obispo estaba seguro de que los militares rubricarían el texto e impedirían su destitución, según informa el diario 'Última Hora'.

Cramer ha revelado que, atendiendo a su experiencia personal, ya que es hija de militar, le explicó a Lugo que las Fuerzas Armadas respetarían las instituciones y sus decisiones y le advirtió de que una sublevación implicaría un derramamiento de sangre.

Ésta es la segunda vez que la titular de Turismo comparece ante la Fiscalía. El pasado viernes declaró durante once horas, pero al término de las mismas un fallo en uno de los ordenadores hizo que se perdiera la transcripción, por lo que fue citada de nuevo.

Desde principios del mes de julio, las fiscales Stella Mary Cano y Raquel Britez han tomado declaraciones a numerosos colaboradores y miembros del Gobierno de Lugo, incluida la cúpula militar, para determinar si se produjo una injerencia de Venezuela en los asuntos internos de Paraguay.

La investigación se desencadenó a principios del mes de julio, cuando la ministra de Defensa, María Liz García, hizo público un vídeo que demuestra que el ministro de Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, se reunió con el Gabinete Militar en el palacio presidencial el pasado 22 de junio.

Estas imágenes confirmarían la versión del sucesor de Lugo, Federico Franco, que denunció que Maduro y el embajador ecuatoriano en Asunción, Julio Prado, entre otros, se reunieron con los jefes militares para impedir la destitución del ex obispo