11 de octubre de 2010

Paraguay.- Una de las mujeres que reivindica la paternidad de Lugo pide la nulidad de las pruebas de ADN

ASUNCIÓN, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

Hortensia Morán, quien asegura que el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, es el padre de su hijo Juan Pablo de dos años y medio de edad, solicitó este lunes la nulidad de las pruebas genéticas que se realizaron el pasado 17 de agosto para determinar la filiación del menor y que descartaron la paternidad del mandatario.

El abogado de Morán, Aurelio Servín, alegó que los medicamentos que se le están suministrando actualmente a Lugo, como parte de su tratamiento contra el cáncer linfático que padece, podrían haber alterado su composición sanguínea y, por ende, los resultados de las pruebas de ADN, informó la prensa paraguaya.

Morán fue la tercera mujer en señalar al mandatario como padre de su hijo que, según afirma, fue concebido en 2008 mientras la profesora de 39 años colaboraba en la campaña política de Lugo, cuando éste aún era obispo de la Iglesia Católica.

El pasado mes de abril el mandatario reconoció como hijo suyo a Guillermo Armindo, un niño de dos años cuya paternidad reclamaba su madre, Viviana Carrillo, desde hacía tiempo y que fue concebido cuando Lugo aún era prelado.

Dicho reconocimiento allanó el camino para que surgieran nuevas demandas de filiación, como la de Benigna Leguizamón, quien asegura que el dirigente es el padre de su hijo Lucas Fernando, de seis años.

La última denuncia en este sentido la hizo su propia sobrina, quien comunicó a los medios de comunicación que su tío es el padre de una joven de 22 años con la que guarda gran parecido físico.

Entretanto, Lugo se somete a un tratamiento contra el cáncer que padece, considerado por los médicos como "altamente curable". Hasta la fecha, ha recibido dos sesiones de quimioterapia a falta de otras cuatro que se le suministrarán, previsiblemente, durante los fines de semana para evitar que sus efectos secundarios interfieran en las funciones presidenciales.