9 de julio de 2012

Paraguay.- El 'número dos' de Lugo dice que "la falta de sabiduría política" del Gobierno provocó su destitución

ASUNCIÓN, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El que fuera secretario general de la Presidencia de Fernando Lugo, Miguel Ángel López Perito, ha considerado que la "falta de sabiduría política" del Gobierno allanó el camino a la oposición para celebrar el juicio político que acabó con la destitución del presidente del país.

En un artículo titulado 'Esperanza en tiempo de cólera', publicado en la página web Decidamos, López Perito ha considerado que "el quiebre democrático no es solo responsabilidad de los otros". "También somos responsables los que desde este proyecto de cambio no hicimos los suficiente para evitarlo", ha aseverado.

Entre los errores cometidos por el Gobierno de Lugo, ha mencionado la adopción de "medidas tibias o insuficientes", el nombramiento de funcionarios "mediocres, descomprometidos o cuestionados", la falta de diálogo con los agentes políticos, económicos y sociales y "la ausencia de disciplina".

"Todo ello, por citar solo algunos aspectos, fue alimentando la sensación de que el Gobierno no tenía las riendas del proceso. Y aunque nada de esto justifica la ruptura producida por los usurpadores, hemos de reconocer al menos nuestra falta de sabiduría política", ha considerado.

En su opinión, el Gobierno debería haber tomado medidas desde diciembre de 2008, "cuando se planteó el primer intento de juicio político". "Sabíamos perfectamente que el adversario iba a ser implacable pero, por una u otra razón, no actuamos y dejamos que se acumularan demasiadas frustraciones y cuestionamientos", ha señalado.

LA DECISIÓN CORRECTA

Además, López Perito ha considerado que Lugo tomó la decisión correcta al acatar la decisión del Congreso de destituirle por mal desempeño de sus funciones, pese a no estar de acuerdo, ya que con ello, ha argumentado, se evitaron muchas muertes.

"Había más muertes programadas, pero eso felizmente no llegó porque el presidente tuvo el tino de entenderlo y de someterse al golpe parlamentario. Y aunque muchas críticas apuntan a la falta de firmeza de Lugo, nadie podrá negar que fue una opción por la esperanza y la vida", ha señalado.

El desencadenante del juicio político a Lugo fue la muerte de 17 personas, entre campesinos y policías, en la localidad de Curguayt, en el marco del desalojo de una finca de un ex senador del opositor Partido Colorado, ocupada por un centenar para protestar por la escasez de tierras agrícolas.

REFLEXIÓN DE FUTURO

Por otro lado, López Perito ha instado a la clase política paraguaya a "tratar de mirar más lejos" para "entender claramente la profundidad del quiebre democrático", apuntando como una de las posibles causas la ausencia de una sociedad civil en Paraguay.

"Lo que hoy está en juego no es la razón de un bando político contra otro", ha subrayado, considerando que "esa perspectiva no es conducente" porque "se rompió el prudente respeto de la ley y se proscribió el pluralismo ideológico".

"Volvimos a la época de deponer presidentes que no le gustan a un sector. La más rancia ideología del totalitarismo conservador se ha vuelto a instalar con un discurso agresivo e intolerante", ha advertido.

Además, ha apuntado que en Paraguay hay "una sociedad con una mentalidad predominantemente rural y conservadora, que carece de una visión de lo público y de sentido de ciudadanía", fenómeno que evidencia la ausencia de una sociedad civil y "la necesidad de acometer el desafío de la modernidad".

Por ello, ha considerado que "la mejor respuesta es salir a hablar con la gente común, tener muchos micrófonos abiertos, para que se manifieste la verdad sencilla y contundente del pueblo. "Ésta es la forma de resistencia más genuina que podemos ofrecer a un pueblo que acaba de perder el derecho democrático conquistado el 20 de abril del 2008", ha lamentado.