21 de junio de 2012

Paraguay.- La OEA pide mantener el "diálogo, el entendimiento y la paz interna" en Paraguay

WASHINGTON, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, ha pedido este jueves mantener el "diálogo, el entendimiento y la paz interna" en Paraguay, ahora que su presidente, Fernando Lugo, debe someterse a un juicio político por la muerte de 17 personas durante un enfrentamiento entre campesinos y policías.

"Los países de la región han avanzado sustantivamente en los últimos años en el respeto de las normas de convivencia que deben regir el proceso democrático y también en forjar la estabilidad institucional, que son condiciones esenciales para su desarrollo", ha señalado Insulza, según un comunicado de la OEA.

Insulza ha expresado así su preocupación por la situación política que vive actualmente Paraguay y ha exhortado a las autoridades y legisladores de esa nación sudamericana a que trabajen para que se "resguarde, en todo momento, el diálogo, el entendimiento y la paz interna".

La Cámara de Diputados de Paraguay resolvió este jueves realizar un juicio político contra Lugo por los disturbios ocurridos la semana pasada en la localidad de Curuguaty, ubicada en el departamento de Canindeyú (sureste), donde once campesinos y seis policías murieron en enfrentamientos durante un desalojo.

Lugo ha confirmado que se someterá a ese juicio, pero ha dejado claro que no dimitirá porque considera que "no existe ninguna causa valedera, ni jurídica ni política", que le obligue a separarse del cargo para el que fue electo hace cuatro años.

La resolución del Poder Legislativo se emite un día después de que Lugo anunciara la creación de una comisión para investigar los hechos ocurridos en Curuguaty con el apoyo de la OEA.

Insulza espera que "el proceso político que se está desarrollando continúe su curso dentro del marco de la Constitución y de la ley, con pleno respeto a los derechos de todos los involucrados, y conduzca a un resultado que garantice la estabilidad y continuidad democrática" de Paraguay.

Por último, ha anunciado que la OEA continuará siguiendo de cerca el desarrollo de los acontecimientos, al tiempo que ha renovado su disposición de colaborar en este proceso en caso de que sea indispensable.