26 de diciembre de 2014

Paraguay aplaude el apoyo de Brasil tras la liberación de Arlan Fick

ASUNCIÓN, 26 Dic. (Reuters/EP) -  

   El Gobierno paraguayo ha valorado positivamente el viernes el apoyo de Brasil en el combate a la guerrilla del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), horas después de la liberación de un joven hijo de brasileños que estuvo cautivo durante casi nueve meses, el secuestro más extenso registrado en el país.

   El ministro del Interior, Francisco de Vargas, visitó a Arlan Fick en su finca del departamento de Concepción, unos 400 kilómetros al norte de Asunción, para trasmitir el apoyo de las autoridades a la familia tras la conclusión de un caso que avivó las críticas por la inseguridad en esa zona.

   De Vargas dijo que los organismos de seguridad brasileños colaboraban en la lucha contra el EPP, en respuesta a informaciones de medios locales que apuntaron a la ayuda del vecino país como clave para la liberación del joven.

   "En toda la campaña contra el EPP hemos tenido la colaboración del gobierno de Brasil a través de sus organismos de seguridad, pero no voy a entrar en detalles", dijo el ministro a periodistas.

   "No en este tema en particular (el secuestro de Fick) pero tampoco la dejó de haber, estamos en contacto permanente. Siempre se mostraron preocupados y siempre han colaborado con nosotros en materia de inteligencia", ha agregado.

   Paraguay ha tenido también respaldo de Colombia para el combate al grupo, que opera desde hace más de una década y cuyos miembros habrían recibido capacitación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el pasado.

   Fick es hijo de colonos brasileños que trabajan como agricultores en la zona de influencia del EPP, un pequeño grupo que dice luchar contra la oligarquía al que se atribuyen otros secuestros, asesinatos y asaltos a comisarías y puestos militares.

   El joven dijo a los medios que se encontraba en buenas condiciones y que no fue maltratado por sus captores, que lo mantenían mayormente atado y con los ojos vendados. El caso generó preocupación entre algunos legisladores brasileños que tomaron contacto con la familia Fick.

   La familia pagó un rescate poco después del secuestro a comienzos de abril y accedió a otras exigencias, como repartir víveres a comunidades pobres. De Vargas dijo que el EPP cumplió con la promesa de liberar a Arlan en Navidad.

   La liberación restó presión al presidente conservador Horacio Cartes, que ha sido criticado por su desempeño en materia de seguridad, pese a que todavía carga con el secuestro del suboficial de policía Edelio Morínigo, capturado hace unos seis meses.

   El grupo rebelde propuso el canje del uniformado por seis de sus miembros que se encuentran presos, algo que el Gobierno rechazó.

Para leer más