2 de enero de 2007

Paraguay.- Paraguay demanda a Suiza en la Corte Penal Internacional para evitar pagar el fraude de Gramont Berres

ASUNCIÓN, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores, Rubén Ramírez Lezcano anunció hoy que el Gobierno de Paraguay está preparando un recurso para recurrir ante la Corte Penal Internacional de La Haya.

Ramírez dijo que Paraguay es firme en su postura de que el Estado no pague el fraude que durante los años 1986 y 1987 cometió Gustavo Gramont Berres -un argentino uruguayo cuyo verdadero nombre es Benjamín Levy Avzarradel-.

La semana pasada, se reunieron con Ramírez Lezcano en la sede del ministerio de Asuntos Exteriores, el procurador general de la República, Nelson Alcides Mora y, la presidenta del Banco Central del Paraguay, Mónica Pérez, para analizar la situación legal y de las reservas internacionales país que están depositadas en Suiza y Estados Unidos, informa hoy el diario paraguayo 'ABC'.

Diez bancos europeos reclaman el pago de la deuda de Gramont amparados en la sentencia del máximo tribunal de Suiza, que condenó a Paraguay en 31 de mayo de 2005 a pagar 85 millones de dólares (64 millones euros) a diez bancos internacionales, que compraron del banco suizo Overland Trust los intereses de la deuda contraída por Gramont Berres.

El ex dictador, Alfredo Stroessner, designó a Gramont cónsul honorario de Paraguay en Ginebra (Suiza), y el argentino-uruguayo falsificó documentos oficiales del Estado paraguayo para contraer dos préstamos internacionales de un banco suizo.

El propio Gramont reconoció el pasado mes de juicio que cobró la suma de 4 millones de dólares (3,01 millones de euros) y no invirtió el dinero en ninguno de los proyectos previstos. Se trataba de una planta de cítricos y otra farmacéutica.

Además, los dos préstamos internacionales no fueron aprobados por el Congreso Nacional, un requisito constitucional que no se puede eludir.

El ministro de Exteriores anunció que en febrero o marzo Paraguay presentará una demanda contra el Suiza por denegación de justicia ante la Corte Penal Internacional de La Haya para evitar el pago del fraude cometido por Gramont.

Paraguay ya no puede litigar en Suiza porque el máximo tribunal de este país ya dictó una sentencia en firme, que en este caso favorece a las entidades financieras.

La vía judicial que le queda a Paraguay para evitar el pago de 85 millones de dólares (64 millones de euros) es recurrir a la Corte de La Haya.