16 de junio de 2012

El presidente Lugo destituye al ministro del Interior y al jefe de la Policía por el desalojo de una finca

ASUNCIÓN, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, ha destituido este viernes al ministro del Interior, Carlos Filizzola, y al comandante de la Policía paraguaya, el comisario Paulino Rojas, a raíz del desalojo de una finca en la región de Curuguaty (noroeste) que se ha saldado con 17 muertos.

En una comparecencia celebrada tras el anuncio, Filizzola ha matizado que puso su cargo a disposición de Lugo, algo que también habría ocurrido con Rojas. "Quiero informar a la ciudadanía de que he puesto a disposición mi cargo y el presidente aceptó", ha ratificado Filizzola. "Vuelvo a decirles, es una prerrogativa del presidente nombrar los hombres de confianza y su decisión, si fuese necesario, de sacarnos de los cargos de confianza", ha añadido.

En este sentido, Filizzola ha ahondado que el presidente de Paraguay aceptó su renuncia después de una reunión mantenida durante varias horas. "Él ha tomado la determinación de hacer dar curso de mi renuncia y acepto mi disposición a mi cargo", ha señalado. "También lo mismo ocurre en la Comandancia, puso su cargo a disposición y también fue aceptado su salida", ha agregado.

No obstante, el exministro de Interior ha desmentido que haya grietas en el seno del Gobierno al afirmar que "está comprometido" con el proyecto político de Lugo, según ha recogido el rotativo paraguayo 'La Nación'. "En nada cambia mi compromiso y apoyo al presidente Lugo desde el lugar donde actué", ha aseverado Filizzola.

Después de que se oficializara la salida de Filizzola del Ejecutivo paraguayo, los medios bolivianos han informado del nombramiento de Ruben Candia Amarilla, exfiscal general del Estado, como nuevo titular de la cartera de Interior, un cargo que asumirá este mismo sábado. Candia ha negado contactos con el Gobierno boliviano.

Siete policías y diez campesinos han fallecido este viernes en el desalojo de una propiedad de un exsenador del opositor Partido Colorado que fue ocupada hace tres semanas por un centenar de personas como señal de protesta por la falta de tierras para la agricultura.

La versión mantenida por Filizzola sostiene que un grupo de campesinos realizó una emboscada contra un grupo de 300 agentes de Policía que acudieron a desalojarles. El ministro ha rechazado la posible implicación en los enfrentamientos del grupo guerrillero Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), un pequeño grupo de milicianos que ha llevado a cabo diversos ataques contra el Gobierno en los últimos años, aunque "hubo disparos" por ambas partes.

Los policías contaban con la orden judicial para desalojar la finca Morumby de unas 2.000 hectáreas y que pertenece al empresario y político Blas Riquelme.