16 de julio de 2007

Paraguay.- Ratifican a Lugo como candidato presidencial de la alianza de izquierda paraguaya

ASUNCIÓN, 16 Jul. (EP/AP) -

Unas quince organizaciones políticas, sociales, sindicales y campesinas de izquierda ratificaron hoy al ex obispo Fernando Lugo como candidato a la presidencia de cara a las elecciones paraguayas convocadas para el 20 de abril de 2008.

Pedro Parra, líder de la Central Nacional de Trabajadores (CNT), el sindicato más importante de Paraguay, explicó que "una asamblea con casi 2.000 delegados de todo el país" eligió "respaldar a monseñor Lugo en su postulación presidencial".

"Significa que si, eventualmente, la Concertación Nacional (alianza opositora con partidos tradicionales de derecha) no lo designa candidato, se presentará de todos modos a los comicios del 20 de abril de 2008", explicó.

Lugo, que asistió a la asamblea, realizada en el local de un club deportivo de Asunción, no hizo declaraciones.

Las organizaciones se agruparon en el denominado Bloque Social para otorgar un soporte político al religioso del departamento de San Pedro, el más pobre del país.

La ratificación coincidió con una aparente fractura dentro de la Concertación Nacional debido a la indecisión de uno de sus integrantes, el partido Unión Nacional de Ciudadanos Eticos (Punace), liderado por el ex golpista Lino César Oviedo, quien no decidió aún otorgar su apoyo a Lugo.

En declaraciones a medios brasileños, Oviedo afirmó la semana pasada que tenía esperanzas de lograr su libertad en los próximos meses para luego luchar por la presidencia de la república.

La coalición opositora, liderada por los partidos Liberal Radical Auténtico y Patria Querida, intentó sin éxito formalizar la candidatura de Lugo el domingo, sin pasar por unas primarias.

Enrique González, presidente de Punace, aseguró molesto que "el acuerdo que firmamos los representantes de organizaciones políticas dentro de la Concertación Nacional dice que tenemos tiempo (para elegir al candidato presidencial) hasta el 28 de noviembre de este año".

La oposición se prepara para acabar con los 60 años de poder hegemónico del oficialista Partido Colorado.