14 de abril de 2014

Un tribunal concede el arresto domiciliario a cinco campesinos

ASUNCIÓN, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Un tribunal paraguayo ha concedido este domingo el arresto domiciliario a cinco campesinos que se encontraban en prisión preventiva por su presunta responsabilidad en la masacre de Curuguaty, en la que fallecieron 17 personas --seis de ellas policías-- en junio de 2012.

   La decisión ha sido tomado por el Tribunal de Salto de Guairá tras el informe presentado por el médico forense del Poder Judicial Alejandro Frentes sobre el estado de salud de los cinco campesinos, que llevaban 58 días en huelga de hambre.

   Los cinco acusados han anunciado poco después su decisión de poner fin a su huelga de hambre, que mantenían para solicitar que dicha medida fuera concedida, según ha informado el diario paraguayo 'La Nación'.

   La represión contra la protesta de campesinos en junio de 2012 desembocó en un juicio político en el que fue destituido el entonces presidente paraguayo, Fernando Lugo, que fue sustituido por su vicepresidente, Federico Franco.

   Varias organizaciones nacionales e internacionales han cuestionado las acusaciones contra los campesinos y han sostenido que existe "violación expresa de varios derechos constitucionales".