4 de diciembre de 2015

Parlamento de Ecuador aprueba la reelección indefinida en medio de protestas en la calle

QUITO, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea Nacional de Ecuador ha aprobado este jueves quince reformas constitucionales planteadas por el oficialismo, entre las que destaca la reelección indefinida de las autoridades del país, en medio de fuertes protestas de opositores que pedían someter los cambios a una consulta popular.

En una sesión que ha durado más de diez horas, el pleno del Parlamento ha aprobado con 100 votos a favor las polémicas reformas. De esta forma, a partir de las elecciones de 2017 --a las que el presidente Rafael Correa no podrá presentarse--, se permitirá la reelección indefinida para los cargos sometidos al voto popular, según informa la agencia de noticias estatal, ANDES.

El mandatario ecuatoriano, que se encuentra en la Cumbre del Clima de París, ha celebrado la aprobación de estas reformas. "¡Qué triunfo del pueblo ecuatoriano! ¡Gracias compañeros asambleístas! ¡Gracias ciudadanos!", ha señalado Correa, que acusa a los opositores de querer dominar el país "desde la usurpación de la representación popular".

"Podemos equivocarnos, pero en Ecuador va a mandar el pueblo ecuatoriano, no mestizos disfrazados de indígenas, dirigentes laborales del siglo XIX, banqueros populacheros y sin talento, periodistas deshonestos. A más reacción, más revolución", ha escrito el presidente en su cuenta de Twitter.

Las reformas también apuntan a cambios en la contratación colectiva del sector público, nuevas funciones para las Fuerzas Armadas, y la declaración de que la información que entregan los medios de comunicación es un servicio público, entre otras.

Tras la aprobación, cientos de manifestantes trataron de llegar a la sede legislativa bajo gritos de "¡Fuera Correa, fuera!". Fueron dispersados por la Policía con gases lacrimógenos, aunque los enfrentamientos entre agentes y manifestantes han seguido en las calles de la capital ecuatoriana, tal y como informa la agencia Reuters.

Varios líderes opositores no asistieron a la reunión de la Asamblea y se declararon en "rebeldía" para desobedecer los cambios aprobados por el cuerpo legislativo.

"Cien traidores votaron a favor de las enmiendas y 8 en contra. El pueblo protesta, nuestra lucha sigue en las calles", ha sentenciado el asambleísta opositor Andrés Páez. Las protestas se propagaron a otras ciudades del país.