18 de junio de 2009

Partidarios Mousavi se reúnen para acto duelo Irán

NOTA DE LOS EDITORES: La cobertura de Reuters ahora está sujeta a una orden de Irán que prohíbe a los periodistas de medios extranjeros salir de sus oficinas para reportear, tomar fotos o videos en Teherán.

Por Parisa Hafezi y Fredrik Dahl

TEHERAN (Reuters/EP) - Decenas de miles de partidarios de Mirhossein Mousavi, vistiendo de negro y llevando velas, se reunieron el jueves en Teherán para guardar luto por los fallecidos en las multitudinarias manifestaciones contra una elección que el candidato derrotado dice que fue manipulada.

Días de indignación pública por la disputada elección llevaron al principal cuerpo legislativo de Irán, el Consejo Guardián, a invitar a Mousavi y a los dos candidatos derrotados por el presidente de línea dura Mahmoud Ahmadinejad a discutir sus quejas el sábado.

La elección ha generado los peores disturbios en Irán desde la Revolución Islámica de 1979.

Heridos, protestas, detenciones y represión contra los medios de comunicación han sacudido al quinto mayor exportador de petróleo del mundo, inmerso desde antes en una disputa con Occidente por su programa nuclear.

Testigos dijeron que la gente llenó la plaza Imam Khomeini en el centro de Teherán el jueves, un día después de que Mousavi pidió a los iraníes manifestarse pacíficamente o concentrarse en mezquitas.

Les dijo que llevaran el color del luto: el negro, opuesto al verde de su campaña electoral, en solidaridad con las familias de aquellos que resultaron heridos o murieron en las protestas.

"¿Dónde están nuestros hermanos?" decía un cartel en la multitud. "¿Por qué mataron a nuestros hermanos?" decía otro.

La televisión estatal que emite en inglés informó de que ocho personas fallecieron en las protestas desde que los resultados de las elecciones fueron dados a conocer. Veintenas de reformistas ha sido arrestados alrededor del país.

Agentes de seguridad han detenido al político de la oposición Ebrahim Yazdi mientras estaba en un hospital, dijo el jueves uno de sus aliados.

Yazdi encabeza el prohibido Movimiento por la Libertad y fue ministro de Relaciones Exteriores en el primer gobierno tras la revolución.

Un portavoz del Consejo Guardián dijo que se había comenzado un "cuidadoso examen" a las 646 quejas presentadas tras la votación del 12 de junio.

Las quejas incluyen una escasez de papeletas para votar, presión sobre los votantes para apoyar a un candidato particular e impedir el ingreso a representantes de los candidatos en las estaciones de votación.

Ahmadinejad fue declarado el ganador con alrededor del 63 por ciento de los votos contra un 34 por ciento para su más cercano rival, Mousavi, un político moderado que quiere mejores lazos con Occidente.

Mousavi quiere que la votación sea anulada y se vuelva a realizar. El Consejo ha dicho que está listo para recontar los votos en las urnas disputadas.

El portavoz del Consejo Abbasali Kadkhodai dijo que Mousavi y los otros candidatos Mehdi Karoubi y Mohsen Rezaie podían plantear sus problemas en una reunión extraordinaria del Consejo el sábado.

"RETO A LA DEMOCRACIA OCCIDENTAL"

Ahmadinejad defendió la legitimidad de la elección, diciendo en una reunión de su gobierno el miércoles que había "supuesto un gran desafío a la democracia occidental", informó la agencia de noticias Mehr.

"Los ideales de la Revolución Islámica fueron los ganadores en las elecciones", dijo Ahmadinejad, añadiendo que 25 de los 42 millones de votantes habían aprobado el modo en que gobierna el país.

Las autoridades rechazaron las acusaciones de que arreglaron los resultados electorales, pero cientos de miles de iraníes han desafiado a la policía anti disturbio y a milicias religiosas para demostrar su descontento en las calles, ignorando el llamado a la unidad nacional del líder supremo, el ayatollah Ali Khamenei.