27 de abril de 2015

El partido de Macri toma fuerza y el 'kirchnerismo' cae en las primarias de Buenos Aires

El partido de Macri toma fuerza y el 'kirchnerismo' cae en las primarias de Buenos Aires
REUTERS

BUENOS AIRES, 27 Abr. (Notimérica) -

   Las elecciones primarias (PASO) de Buenos Aires del pasado domingo no sólo mostraron la fuerza del partido del jefe de Gobierno de Buenos Aires, Mauricio Macri, en la ciudad, sino que señalaron la caída del 'kirchnerismo' y dejaron en el camino a numerosos precandidatos.

   Aunque la noticia de la noche fue la victoria arrolladora de Propuesta Republicana (PRO) como partido --en cuya interna es posible leer una victoria mayor de Macri--, la disputa más crítica estuvo en la contienda por el segundo puesto, un lugar que el 'kirchnerismo' había ocupado durante años y que viene perdiendo desde 2013.

LA INTERNA DEL PRO

   Más allá del resultado sumatorio entre los dos precandidatos del PRO --que juntaron un 47,3% de los votos con el 98% de los votos escrutados--, la victoria contundente de Horacio Rodríguez Larreta sobre su rival dentro del partido, Gabriela Michetti, fue un respiro para Macri.

   El líder del PRO había apoyado activamente la candidatura de Larreta y desde algunos sectores de oposición al intendente de Buenos Aires habían alimentado la idea de que una victoria de Michetti sería una derrota de Macri, pensando en las presidenciales de octubre.

   Las encuestas eran tan dispares que en muchos casos era complicado saber quién resultaría ganador con antelación, pues una semana antes de los comicios se habían publicado tres encuestas: una daba ganador a Larreta holgadamente, la otra a Michetti y la otra arrojaba un empate. Finalmente, aunque desde el PRO habían bajado la tensión para no perjudicar a Macri en caso de que Michetti ganara, Larreta ganó cómodamente con una diferencia de diez puntos porcentuales sobre el total de votos (28% contra 18%), y Macri pudo respirar tranquilo.

LA LUCHA POR EL SEGUNDO PUESTO

   Uno de los puntos calientes de los comicios estuvo en la pelea por el segundo puesto, que finalmente consiguió el joven economista y diputado nacional Martín Lousteau, a través de la coalición socialdemócrata ECO, respaldada por eminentes opositores al 'kirchnerismo' como la diputada Elisa Carrió o el radical Ernesto Sanz.

   Lousteau fue ministro de Economía durante cuatro meses entre 2007 y 2008 --cuando se fue del recién elegido Gobierno de Cristina Kirchner por fuertes disputas ideológicas--, pero su principal contrincante era precisamente el partido 'kirchnerista', el Frente para la Victoria (FpV).

   Desde el FpV fueron muy optimistas durante toda la noche, aunque se adelantaron a los resultados, que finalmente no les fueron favorables. De hecho, antes de que se publicaran los primeros datos, varios miembros del partido salieron a festejar el segundo puesto.

   "Recuperamos el segundo lugar, a cinco puntos del que nos sigue", dijo el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien preguntado ante la euforia que se vivía en el búnker del FpV dijo: "¿Te parece poco recuperar el segundo lugar después de unos años?".

   Sin embargo, los resultados echaron por tierra esa versión, ya que el FpV fue finalmente la tercera fuerza en la ciudad con el 18,7% de los votos, casi cuatro puntos detrás de la coalición ECO (22,2%), cuya interna fue ganada por Lousteau.

   Aun con los malos datos del FpV --que en 2011 había conseguido un 27% de los votos, casi nueve puntos más que este domingo--, el precandidato más votado de la fuerza, el presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, dio un discurso victorioso, aunque no podía esconder una cara preocupada.

   Desde varios sectores señalan que este resultado se debe a la mala imagen que la asociación 'kirchnerista' La Cámpora tiene para el electorado, asociación a la que pertenece Recalde y también otros célebres 'kirchneristas' como el ministro de Economía, Axel Kicillof, o el hijo de la presidenta, Máximo Kirchner.

   En la mañana del lunes, Aníbal Fernández dijo ante la prensa que su error se debió a que "el dato de las bocas de urnas nos daba un resultado muy positivo" y reconoció que fue "una elección esquiva y difícil para nosotros".

   De repetirse los resultados del domingo el próximo 5 de julio, donde se elegirá definitivamente al próximo intendente, el candidato del FpV podría quedarse fuera de la segunda vuelta, un resultado que sería doloroso para el 'peronismo' en la capital, ciudad que siempre se ha destacado por su voto no 'peronista'.

SÓLO QUEDARON CINCO

   A estas PASO se presentaron 30 precandidatos, de los cuales sólo han quedado cinco candidatos en carrera para el próximo 5 de julio: Larreta, Lousteau, Recalde, la trotskista Myriam Bregman y el marxista Luis Zamora.

   Catorce de ellos quedaron fuera por tener menos votos que el rival de su propio partido, pero el resto no consiguieron llegar al mínimo de 1,5% necesario para pasar a la siguiente instancia.

   El caso más llamativo fue el del candidato del Frente Renovador --el partido del precandidato a presidente Sergio Massa--, Guillermo Nielsen, que tan sólo logró el 0,9% de los votos y dejó en evidencia el desinflamiento de Massa en la carrera por la Presidencia.