20 de abril de 2015

El Partido Republicano encara las primarias sin un claro favorito

El Partido Republicano encara las primarias sin un claro favorito
JONATHAN ERNST / REUTERS

WASHINGTON, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La carrera por la Presidencia ha comenzado en Estados Unidos con un escenario diferente para los dos principales partidos, ya que, mientras en las filas demócratas nadie ensombrece por el momento la figura de la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, entre los republicanos áun no ha surgido un claro favorito.

Las últimas semanas han supuesto un goteo con las primeras candidaturas oficiales para las elecciones primarias, paso previo a que republicanos y demócratas elijan a sus respectivos candidatos para los comicios de noviembre de 2016. En juego está quién sucederá en el Despacho Oval a Barack Obama.

En el Partido Demócrata, Clinton ha sido favorita antes siquiera de que oficializase sus aspiraciones a la Casa Blanca. Una vez confirmados estos objetivos, sigue al frente del resto de posibles candidatos y con un margen que apenas deja opciones a otros presidenciables.

El 69 por ciento de los demócratas respaldan a la antigua primera dama como nueva comandante en jefe, muy por encima del 11 por ciento que se posicionan a favor del actual vicepresidente, Joe Biden. En tercera posición figura el senador Bernie Sanders (5 por ciento) y, en cuarta, el exsenador Jim Webb (3 por ciento), según un sondeo difundido por la cadena CNN y elaborado a partir de 1.018 entrevistas.

Más ajustada parece la carrera en el Partido Republicano, que ya cuenta con tres candidaturas oficiales: las de los senadores Marco Rubio, Rand Paul y Ted Cruz. Ni ellos ni ninguno de los otros nombres que suenan en las quinielas han roto todavía un escenario marcado por la igualdad.

El sondeo sitúa en primer lugar al exgobernador Jeb Bush, hijo y hermano de presidentes y que cuenta con el apoyo del 17 por ciento de los potenciales votantes republicanos. Le sigue el gobernador de Wisconsin, Scott Walker, al que respaldan el 12 por ciento de los encuestados.

Paul y Rubio comparten el tercer puesto con un 11 por ciento cada uno, dos puntos más que el exgobernador de Arkansas Mike Huckabee y cuatro por encima de Cruz. Con un 4 por ciento de apoyo figura el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, que ha pasado de figurar como favorito a sufrir los envites de una serie de escándalos.

COMBINACIONES

Los republicanos tienen ante sí un doble reto. Por una parte, deben elegir a una persona de una terna que se prevé amplia y, por otra, hacer que este candidato sea capaz de batir al aspirante demócrata a la Casa Blanca.

El Partido Demócrata tiene, al menos sobre el papel, todas las de ganar si elige a Clinton como su candidata. La exsecretaria de Estado vencería a todos los republicanos que suenan por el momento como presidenciables, según la encuesta.

La menor derrota la lograría Marco Rubio, que perdería por un margen de 14 puntos frente a Clinton --55 por ciento frente a 41 por ciento--. Bush figura en segunda posición con una diferencia de 17 puntos y, en tercer lugar, aparecen Christie y Paul con un margen de 19 puntos porcentuales.

Para leer más