1 de enero de 2010

P.Bajos/Venezuela.- El Gobierno holandés niega estar apoyando los vuelos espías de EEUU en Venezuela

AMSTERDAM, 1 Ene. (Reuters/EP) -

El ministro de Asuntos Exteriores holandés, Maxime Verhagen, negó hoy viernes que, como ha asegurado el Gobierno de Venezuela, Países Bajos esté apoyando los vuelos espías de Estados Unidos sobre territorio venezolano.

Verhagen afirmó en un comunicado que las declaraciones del Gobierno venezolano son "inexactas, injustas y están realmente fuera de lugar" y adelantó que va a convocar de nuevo al embajador de Venezuela para que explique esas afirmaciones.

Caracas dijo en dos ocasiones la semana pasada que Países Bajos permitió que el Ejército estadounidense iniciase vuelos espías desde bases situadas en las islas de Aruba y Curaçao, en el mar Caribe, como si fuesen misiones de supervisión contra el narcotráfico.

El pasado 17 de diciembre, el presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo que Amsterdam estaba planeando una "agresión" contra Venezuela de forma coordinada con Estados Unidos, y ayer jueves su Gobierno volvió a acusar a Países Bajos de "complicidad" en esos planes.

Verhagen explicó que su Gobierno ha dejado claro al Gobierno venezolano que los aeropuertos civiles de las islas holandesas se han puesto a disposición de Estados Unidos solamente para realizar misiones de supervisión antinarcóticos sin armas.

Estados Unidos tiene presencia militar en Aruba y Curaçao desde hace años. Unos 250 efectivos de la Fuerza Aérea y la Fuerza Terrestre realizan misiones contra el narcotráfico y operaciones de vigilancia en la región caribeña.

En el comunicado que emitió ayer, el Ejecutivo venezolano cuestiona que fuese ése el verdadero propósito. "La República Bolivariana de Venezuela duda de que las instalaciones que ha puesto el Gobierno holandés a disposición de los contingentes militares Estados Unidos se utilicen en la lucha contra la droga", dijo.

El Ministerio de Exteriores holandés, que convocó al embajador venezolano el mes pasado, señaló hoy que quiere verle de nuevo "rápidamente" para aclarar las últimas declaraciones.