25 de octubre de 2016

La PEC 241, la reforma que crearía un techo de gasto público para los próximos 20 años en Brasil

   BRASILIA, 25 Oct. (Notimérica) -

   Este martes, la Cámara de Diputados brasileña aprobó en segunda votación la Propuesta de Enmienda de la Constitución, conocida como PEC 241, con la que el Gobierno crearía un techo de gasto público para los próximos 20 años --incluido el salario mínimo--, con el fin de disminuir el déficit público y recuperar la confianza de los mercados, de acuerdo con el equipo económico de la Presidencia.

   Según el mandatario del país, Michel Temer, con la medida se sanearían las cuentas del Estado y se generaría más empleo.

   Esta propuesta establece un límite para el gasto público. Así, éste sólo podría aumentar en el mismo porcentaje que la inflación del mes anterior. De esta manera, en el caso de entrar en vigor en 2017, el presupuesto del Estado sería el mismo que el de 2016 sumado a la variación de la inflación de 2016.

   La idea ha sido rechazada por varios sectores de la sociedad, como los estudiantes. Los detractores consideran que, en la práctica, la PEC 241 supondría la congelación de los gastos sociales, donde se incluye a la sanidad y la educación, entre otros.

   Además, tal y como se ha mencionado, el salario mínimo, situado en los 880 reales (275 dólares) mensuales, tampoco podría aumentar en los próximos 20 años.

   Tal y como informa el portal 'Sputnik', hasta ahora, esta cantidad se calcula sumando el porcentaje de la inflación al del crecimiento real del Producto Interior Bruto (PIB), pero si se aprueba esta reforma, el salario no podrá subir "bajo ningún concepto" por encima de lo que marque la inflación.

   No obstante, esta medida afectaría únicamente al Gobierno federal y no a los ejecutivos de los 27 estados brasileños, aunque la secretaria del Tesoro, Ana Paula Vescovi, advirtió de que la Presidencia podría proponer una nueva reforma para limitar los gastos de los estados.

   La aprobación de la PEC 241 es uno de los principales objetivos en materia económica del Gobierno de Temer y está despertando una fuerte oposición por las consecuencias que pueda tener en ámbitos sociales.

En este marco, el lunes se celebraron manifestaciones en una veintena de ciudades. La mayoría de ellas estuvieron vinculadas a la movilización estudiantil universitaria en los estados de Alagoas, Bahía, Ceará, Espíritu Santo, Mato Grosso, Minas Gerais, Pará, Pernambuco, Río Grande do Sul, Roraima y Sergipe.

En la Universidad Federal de Bahía, en Salvador, funcionarios públicos cortaron el acceso al campus de Ondina con neumáticos en llamas y en la capital del estado de Ceará, Fortaleza, unos 300 estudiantes, profesores y trabajadores se concentraron a las puertas del rectorado, según recogió la prensa brasileña.

   Por el momento, la PEC 241 ha sido aprobada en la Cámara de Diputados con 366 votos a favor, 11 en contra y dos abstenciones, contando por tanto con 58 votos más a favor de los que eran necesarios.

   A pesar de esto, la medida aún tiene que someterse este martes a una segunda votación en el Pleno del Congreso y a otras dos más en el Senado Federal. De llevarse a cabo finalmente, sería la mayor reforma fiscal del país en décadas.

Para leer más