28 de mayo de 2015

Peña Nieto instaura el Sistema Nacional Anticorrupción en México

Peña Nieto instaura el Sistema Nacional Anticorrupción en México
TWITTER

MÉXICO DF, 28 May. (Notimérica/EP) -

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha promulgado la reforma que instaura el Sistema Nacional Anticorrupción, una iniciativa con la que el Gobierno espera combatir la "impunidad" y añadir un nuevo frente en aras de la "integridad" y la "rendición de cuentas".

Al promulgar esta medida, el mandatario ha destacado que se trata de un paso histórico que refleja las intenciones del Gobierno para "transformar las instituciones". En este sentido, ha destacado que con el "cambio de paradigma" quieren poner fin a la "impunidad" en todos los niveles.

Gracias a este Sistema Nacional Anticorrupción y al reciente impulso de la transparencia, "México tiene dos pilares para lograr una gestión pública basada en la integridad y en la rendición de cuentas", ha subrayado Peña Nieto.

"Hace décadas se llegó a cambiar las instituciones políticas, hoy también se están transformando las instituciones a favor de la transparencia", ha sentenciado, según medios mexicanos.

Las medidas concretas respaldadas por los legisladores incluyen un fortalecimiento de la Auditoría Superior de la Federación y la creación de un Tribunal Federal de Justicia Administrativa que, en colaboración con la Secretaria de la Función Pública y la Fiscalía de Combate a la Corrupción, se encargará de perseguir posibles delitos. Los expedientes quedarán abiertos hasta siete años después de que un funcionario haya dejado el cargo.

México figura en el puesto 103 de 175 en el Índice de la Percepción de la Corrupción que elabora la ONG Transparencia Internacional, algo que el propio Peña Nieto ha tachado de inaceptable en el acto de aprobación del nuevo sistema.

DISPOSICIONES DE LA REFORMA.

El Sistema Nacional Anticorrupción coordinará a las autoridades encargadas de prevenir, investigar y sancionar los posibles actos de corrupción, así como a aquellas responsables de fiscalizar los recursos públicos. El Sistema contempla un Comité de Participación Ciudadana integrado por 5 mexicanos distinguidos que, junto con las autoridades, velará por los intereses de la sociedad.

Otra de las nuevas disposiciones de esta reforma es que los próximos titulares de la Secretaría de la Función Pública deberán ser ratificados por el Senado de la República. "Esto, con el objetivo de generar esquemas de corresponsabilidad entre poderes y garantizar la imparcialidad en el desempeño de sus funciones", según el presidente mexicano.

Sin embargo, para Peña Nieto, el cambio más relevante es que, por primera vez, la Constitución reconoce que, tanto ciudadanos como servidores públicos, "somos corresponsables de combatir la corrupción". De hecho --señala-- podrán ser castigados funcionarios, particulares y empresas que hayan participado en este tipo de actos.

"Mientras que los servidores públicos de todos los ámbitos de gobierno serán sancionados hasta con penas de prisión, las empresas pueden llegar a ser disueltas. Este tipo de decisiones serán tomadas por tribunales independientes, como el Tribunal Federal de Justicia Administrativa que contempla el nuevo marco legal, o sus equivalentes en las entidades federativas", ha explicado el mandatario mexicano.