13 de octubre de 2006

Perú.- Alan García declara el estado de emergencia en la provincia de Chiclayo por situación de desgobierno

LIMA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente Alan García declaró este jueves, viernes en España, el estado de emergencia por espacio de dos meses en la provincia de Chiclayo ante la situación de desgobierno que afecta a la localidad, en la que dos líderes locales pugnan por la alcaldía.

La jefatura política será asumida por el prefecto de Lambayeque, Guillermo Baca Aguinaga, que será el encargado de restablecer el orden público y la prestación de los servicios esenciales, según informa el diario local El Comercio.

"Para esta finalidad, podrá requerir la intervención de la Policía Nacional del Perú y de las Fuerzas Armadas del Perú con el propósito de cumplir estos objetivos. Llamo a todas las autoridades dependientes del Gobierno central, solicito al gobierno regional prestar toda su colaboración y concurso, así como los gobiernos locales y distritales, para que Chiclayo vea superada esta situación de ignominia, de desorden, de caos, que no puedo tolerar en mi condición del jefe del Estado", declaró García en el Palacio de Gobierno.

Asimismo, el jefe de Estado informó de que quedan suspendida las garantías constitucionales establecidas en el artículo 137 de la Constitución, y que el Ministerio del Interior asumirá el manejo presupuestal de los fondos del gobierno municipal de Chiclayo.

"Para ello solicito y ordeno a la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas, con sede en el departamento de Lambayeque, prestar todo su concurso", dijo García.

"Fundamentalmente necesitamos llamar la atención a las instituciones que, por su conflicto, han generado que en una capital tan importante para el Perú como Chiclayo se produzca esta situación de desgobierno, de desorden y de caos", dijo.

Recientemente, la Junta Nacional de Elecciones (JNR) declaró vacante el cargo de alcalde que, hasta el momento, desempeñaba Arturo Castillo por supuestas irregularidades. Entonces designó en su lugar a José Barrueto. Pero, posteriormente, el Tribunal Constitucional repuso a Castillo desatándose la disputa entre ambos.