17 de junio de 2010

Perú.- Alan García quiere intervenir la mayor universidad de Perú para evitar actos de "apología al terrorismo"

LIMA, 17 Jun. (Reuters/EP) -

El presidente peruano, Alan García, advirtió este jueves de que podría intervenir la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, el mayor centro educativo público de ese país, para evitar actos de "apología al terrorismo", después de que un grupo de presuntos estudiantes marchara allí pidiendo la liberación de Abimael Guzmán, líder de Sendero Luminoso.

En la marcha, registrada en un vídeo difundido por una cadena local, se muestra a decenas de personas portando banderas rojas y reclamando una amnistía para Guzmán, fundador de Sendero Luminoso, uno de los grupos guerrilleros más violentos de América Latina durante las décadas de los ochenta y noventa.

"Yo no voy a pedir permiso a nadie para ingresar a la universidad si es que veo que eso vuelve a ocurrir", afirmó García a periodistas después de inaugurar un complejo de viviendas en un distrito de Lima.

Guzmán, capturado en 1992, cumple cadena perpetua por haber sido declarado autor intelectual de miles de asesinatos y atentados, cuando su grupo rebelde --de ideología maoísta-- quería imponer un estado comunista en Perú.

La manifestación se realizó esta semana en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, despertando el rechazo de varios sectores políticos de Perú, que aún no olvida los 69.000 muertos y desaparecidos y los 25.000 millones de dólares (20.190 millones de euros) en pérdidas materiales que dejó la violencia interna.

"Lo que le pido a los estudiantes es que no hagan de tontos útiles por defender a un pequeño grupo de aspirantes a terroristas, de manera que en nombre de todos los peruanos lo que haremos, si es necesario, es actuar con energía para capturar a estas personas", indicó.

Asimismo, el mandatario peruano pidió a las autoridades de la universidad abrir una investigación y denunciar los actos de "apología al terrorismo" en esa casa de estudios. "Están pidiendo que se amnistíe al carnicero más grande que se ha tenido en la historia de Perú y eso a mí sí me parece una apología al terrorismo", afirmó.

Durante el apogeo de Sendero Luminoso, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos fue considerada un bastión del grupo rebelde, cuyos miembros se refugiaban en la casa de estudios que lucía innumerables pintadas alusivas a la lucha armada.

A inicios de la década de los noventa, el entonces presidente Alberto Fujimori ordenó la intervención de las Fuerzas Armadas en esa universidad y mantuvo allí a los militares por algunos años hasta que la guerrilla fue prácticamente derrotada.

Actualmente, facciones remanentes de Sendero Luminoso, que actúan en alianza con el narcotráfico, realizan esporádicos ataques en los Andes y la selva, sin que ello signifique un peligro para la estabilidad del país, según analistas.