18 de diciembre de 2006

Perú.- Allan Wagner lamenta el ataque cometido por Sendero Luminoso el sábado en el que murieron ocho personas

LIMA, 18 Dic. (EP/AP) -

Mientras exista un terrorista con un fusil, Perú estará amenazado dijo hoy el ministro de Defensa peruano Allan Wagner, al lamentar el "alevoso" ataque perpetrado por una columna rebelde del grupo subversivo Sendero Luminoso, que emboscó y mató a cinco policías, dos empleados de una empresa estatal y un menor de edad el pasado sábado.

"Esto debe ser una llamada de atención a la conciencia ciudadana, que todavía el enemigo está allí, y mientras exista un terrorista con un fusil en la mano, será una amenaza a toda la nación", dijo Wagner en un discurso pronunciado en una ceremonia castrense.

La emboscada rebelde tuvo lugar el sábado, cerca de la localidad de Machente en la zona del valle de los ríos Apurímac y Ene, cuando un grupo de cinco policías y dos empleados de la Empresa Nacional de la Coca (ENACO) se movilizaba en la selva como parte de una operación para detectar traslados ilegales de hoja de coca. En el ataque también murió un menor de edad, según dijo Wagner.

Diversos analistas consideran que los atacantes eran senderistas aliados a narcotraficantes, que actuaron en represalia por la incautación de cargamentos de hoja de coca y productos químicos empleados para transformarla en cocaína y han señalado una supuesta negligencia del Gobierno para combatir a esas bandas.

Wagner atribuyó el hecho a "una grave irresponsabilidad nacional en no haber mantenido una capacidad de fuerza y de acción" contra los grupos terroristas y también los otros grupos ilegales que operan en esa zona como el narcotráfico, y los taladores ilegales de madera.

El titular de Defensa invocó a "la nación entera" a movilizarse en apoyo de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional.

La zona del ataque, a unos 360 kilómetros al sudeste de Lima, es conocida por ser refugio de los miembros de Sendero Luminoso, y narcotraficantes a los que los primeros brindan protección a cambio de dinero para subsistir.

"Sendero Luminoso ya no es una organización que busca la toma del poder ni mucho menos, sino es una banda al servicio del narcotráfico", afirmó el ex ministro del Interior del Gobierno de Alejandro Toledo, Fernando Rospigliosi.

Sendero Luminoso fue neutralizado en 1992 con la captura de su máximo cabecilla Abimael Guzmán, actualmente en prisión, y quedó seriamente debilitado con la detención de otros líderes a finales de esa década.

En declaraciones a radio 'CPN', Rospigliosi señaló que actualmente la verdadera amenaza es el narcotráfico, que busca tener en Perú zonas liberadas de presencia policial y militar, como existen en Colombia y México.

"El narcotráfico es una amenaza fundamental y no le están dando la importancia debida y siguen avanzando ante la vista y paciencia de las autoridades, del anterior Gobierno y de éste. Yo creo que estamos ante una situación muy peligrosa", advirtió.